Una gallega, en la galería mundial de fotos hechas con un iPhone

Las imágenes de María Moldes aparecen en vallas y paneles dispuestos en varias ciudades del mundo


Redacción / La Voz

La evolución de los smartphones ha llegado al punto de ofrecer cámaras con cifras de apertura del diafragma bajísimas, lentes de seis o más elementos, estabilización óptica y todo tipo de controles manuales. No es de extrañar que el móvil haya sustituido a las las cámaras compactas e incluso cada vez más profesionales apuestan por este dispositivo para hacer su trabajo. Hace algo más de dos años, Apple decidió reunir una pequeña colección de fotos hechas con un iPhone y exponerlas en la primera World Gallery del iPhone en la web. Poco después, esta galería mundial de imágenes se trasladó a vallas publicitarias que llevaron la exposición a las calles de decenas de grandes ciudades repartidas por 24 países del mundo. Esta muestra se renueva periódicamente con nuevas fotos hechas por usuarios del móvil de la manzana, y entre ellos está la gallega María Moldes.

Moldes, licenciada en Psicología por la Universidad de Santiago, lleva 10 años haciendo fotos y alrededor de cuatro con el iPhone. «Al principio fue casual, porque siempre llevo conmigo el iPhone. Pero luego me empezó a gustar el resultado y me divierte mucho hacer fotos y vídeos», explica. «Siento como si el iPhone empezara a ser una extensión de mi cuerpo», añade.

Las imágenes incluidas en la galería mundial de Apple corresponden a su proyecto Scenes of radiactive life, en el que Moldes presenta una serie de escenas de playa _cómo la que ilustra esta información, con un grupo de jubilados haciendo ejercicio, que se puede ver en una estación del metro de Madrid_ de tipo cotidiano pero con «con tintes surrealistas, que reflejan vitalidad e ironía». Estas fotos fueron tomadas en Benidorm (Alicante), donde Moldes pasó varios veranos en los últimos años, y son un certero espejo de la realidad de esta Nueva York del mediterráneo, con su turismo kistch y de edad mayoritariamente avanzada.

«Utilizo la fotografía como medio de expresión, de cómo veo la sociedad en la que me ha tocado vivir. O muchas veces de cómo me gustaría verla», señala la autora gallega. «Utilizo mi imaginación como una forma de escapar. Mi punto de partida es siempre una escena real y cotidiana que llevo a mi dominio, creando un mundo ficticio paralelo centrado en el surrealismo, la ironía y la melancolía», concluye.

La obra de Moldes ha sido expuesta en numerosas salas nacionales e internacionales, entre ellas la Dear Photography Gallery, en Hamburgo (Alemania), y la Instagram Photoville, en Brooklyn (Estados Unidos); y ha merecido menciones y premios como el Best Mobile Photo Series, Kolga Award (Georgia). Otros proyectos destacados suyos llevan por título Bloop y Gammacity, e incluyen trabajos realizados en vídeo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

Una gallega, en la galería mundial de fotos hechas con un iPhone