Se acabó «el negro del Whatsapp»

El servicio de mensajería instantánea bloquea las fotos falsas: adiós a la broma de enviar una imagen camuflada con otra que actúa como gancho


¿Quién no ha recibido una imagen a través de Whatsapp y, al descargarla para verla de cerca, se ha topado con la fotografía de un hombre negro como Dios lo trajo al mundo? Es una broma recurrente en el servicio de mensajería instantánea, todo un clásico de un chiste que consiste en la difusión de instantáneas falsas camufladas con el gancho de fotos diferentes y que pronto dejará de existir. La aplicación ha decidido poner coto a este tipo de prácticas y, a partir de ahora, comprobará la coincidencia de ambas imágenes antes de ser enviadas al destinatario.

La cruzada de Whatsapp ya está en marcha. El servicio, sin el mínimo sentido del humor, ha comenzado ya a bloquear aplicaciones de terceros como MagiApp, Photo Fake o Imagiapp, dedicadas a la tarea de realizar todo tipo de montajes fotográficos. De ahora en adelante, el chat más popular del mundo asumirá el último paso de la edición con la herramienta de recorte. Así, el usuario deberá enviar obligatoriamente como miniatura un fragmento de la foto final.

Pero hecha  la ley, hecha la trampa. La miniatura que se manda inicialmente para su descarga tiene unas medidas determinadas. Por tanto, el usuario puede enviar una imagen más alta con sorpresa incluida que quedaría oculta en la previsualización. Ya hay incluso aplicaciones que facilitan el proceso. Photo Magic por WhatsApp permite, por ejemplo, en un montaje de tres instantáneas verticales, una sobre otra, escoger como miniatura la foto del medio. Será la que le llegue al destinatario en un primer momento. 

Cuando pinche para ver la fotografía al completo, se encontrará con otras dos imágenes escondidas, una superior y otra inferior. 

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Se acabó «el negro del Whatsapp»