A Internet se le atragantan las normas

Bruselas ha estimado argumentos de las multinacionales para que se rijan por los mismos principios


Madrid / Colpisa

Son las responsables de que los SMS se sumieran en un estado comatoso. Es normal que las operadoras, que vieron cómo se les escapaban millones de euros de su negocio, siempre hayan mirado con desconfianza a las aplicaciones de mensajería instantánea. La pasada semana asistimos a un nuevo capítulo de este complicado divorcio en el que fueron las telecos las que salieron reforzadas: la UE someterá a normas más estrictas a WhatsApp, Skype y otras plataformas similares.

Gigantes como Telefónica o Vodafone llevan entonando el mantra de que estas aplicaciones deben regirse por los mismos principios legales, pues prestan un mismo servicio. Bruselas ha estimado en parte los argumentos de las multinacionales aprobando una batería de medidas para fomentar, entre otras cosas, «el desarrollo de las redes 5G» y «proteger al usuario final». Así, la UE ha dictado que cualquier servicio que requiera de un número de teléfono, para poder hacer uso del mismo debe contar con una normativa muy similar a la de las telecos, ya que equipara la mensajería instantánea y los SMS. De esta manera, WhatsApp, Skype y otros servicios deberán ofrecer información contractual, como cuando alguien da de alta una línea móvil en cualquier operador. Además deberían facilitar la migración y la portabilidad.

Hay que esperar a ver cómo lo implantan, los matices y el plazo que se les ofrece a los operadores, pero esto podría llegar a suponer que una aplicación debería habilitar un mecanismo por el que el usuario se podría llevar sus datos y sus mensajes a otra plataforma. Otra de las medidas que será obligada para las apps que necesiten de un número de móvil para funcionar, es la de ofrecer llamadas de emergencia.

La normativa también abre la puerta a que organismos encargados de las comunicaciones y la competencia establezcan exigencias mayores en lo que a seguridad y privacidad se refiere. Por último, el comunicado de la UE deja entrever la posibilidad de que las compañías responsables de plataformas como Skype o WhatsApp tengan que disponer de planes de contingencia en caso de que su servicio no se pueda prestar con normalidad. A esta normativa le queda un largo camino. La votación en el Parlamento Europeo será en el 2017 y luego debe ser refrendada por los países.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

A Internet se le atragantan las normas