Y el «smartphone» será tu cartera


Aún queda mucha gente que desconfía de las tarjetas, del dinero de plástico. Pero ya estamos en ciernes de una nueva revolución en los pagos, la de los smartphones. Parece imparable: ya hay varias plataformas al alcance de los usuarios. Y hay una carrera entre las compañías de referencia en la nueva economía (gigantes de Internet y fabricantes de móviles) por marcar territorio. Samsung, de la mano de MasterCard y VISA, se ha adelantado a Apple y a Google (Android). Ya ha presentado su servicio en España. No es casualidad. Es uno de los países del mundo con más smartphones por usuario.

Pagar con el móvil va a ser muy fácil. Solo habrá que acercar el terminal al TPV de la tienda o darle a un botón y enviar dinero a otro usuario. Y puede ser mucho más seguro. Al menos para los propietarios de un teléfono con sensor de huella dactilar (un argumento de gran peso para renovar) y chip NFC. Varios bancos ya trabajan para dar esa posibilidad a sus clientes. Pero a la vez temen que este fenómeno sea el primer paso hacia una era en la que los ciudadanos de a pie no los necesiten como intermediarios. Y en la que los gigantes de la Red -una vez más, Google y Apple están en el meollo- dominen el mercado. Ese mismo miedo lo tienen los fabricantes de automóviles. Y está justificado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Y el «smartphone» será tu cartera