«Hay chavales de 14 años mucho más espabilados que yo»

Cree que el éxito de YouTube es que permite un entretenimiento a la carta, de verdad


redacción / la voz

Ismael Prego, Wismichu, el youtuber coruñés idolatrado por millones de adolescentes y no tanto por algunos padres, parece, en la distancia corta, un chico normal, bastante tímido y con la cabeza en su sitio. Ayer presentó en su ciudad el espectáculo Hay un Wismichu en mí, con el que hoy espera repetir éxito en Vigo (Teatro AFundación, 12 y 17.30 horas).

Haciendo equilibrios entre lo real y lo políticamente correcto en la gran brecha generacional de este siglo, Wismichu cuenta en directo, en sus propias palabras, «la historia de ese personaje que llevo dentro de mí y que no puedo controlar, de ese cabroncete que todos tenemos dentro y nos sale cuando algo nos saca de nuestras casillas».

-¿Se pone nervioso también un «youtuber» en un escenario?

-Sí, mucho. Cuando subo un vídeo sigo igual de nervioso que la primera vez por saber cómo va a reaccionar la gente, si va a gustar o no... me recuerda la sensación que tenía antes de llegar a un examen.

-¿Cómo ves a la generación que se sienta hoy en la butaca?

-La verdad es que flipo con ellos. Yo con 16 años no iba a un teatro ni de broma. Estaba todo el rato leyendo cómics... Los adolescentes hoy son espabilados de más. Hay chavales que tienen 14 años y ya son más espabilados que yo a día de hoy.

-¿Por qué les gusta tanto YouTube?, ¿les sirve de refugio?

-Sí, YouTube es un refugio. A mí muchas veces me dan las gracias porque después de unos días malos un vídeo mío les ha hecho olvidarse de todo y pienso: ¿cómo puede ser? Pero, además, YouTube es una fuente infinita de entretenimiento. La gente, en vez de sentarse delante de la televisión y ver un programa prefiere decidir lo que ver, ya sean vídeos o una serie en Netflix, porque lo tiene a la carta. Es el momento de desconexión que tienes.

-Y los padres, ¿se enteran de lo que ven sus hijos?

-Los padres desconocen lo que sus hijos ven... muchísimo. Pero eso siempre fue así. Yo creo que si mi padre se entera a día de hoy de algunas cosas que yo veía cuando me puso Internet igual hasta me caía bronca.

-¿Eso es bueno o malo?

-Yo creo que los niños tienen que tener libertad para ir formando su criterio de lo que es bueno o es malo, obviamente con ayuda de los padres, que tienen que estar informados de lo que ven. Depende también de la mentalidad de cada padre, pero lo que no puede ser es que protestes y después le dejes al niño ver La que se avecina, que tiene detalles más fuertes que nuestro show, por ejemplo, y lo echan en canales que ven millones de niños.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

«Hay chavales de 14 años mucho más espabilados que yo»