Los coches conectados, eléctricos y sin conductor dominarán las urbes

La automoción perfila en el World Mobile Congress cómo será el vehículo del futuro


BARCELONA / E. EspECIAL

Segunda jornada de la feria Mobile World Congress de Barcelona. Un vicepresidente del gigante de la automoción Daimler (Mercedes) sobre la tribuna. Un vídeo en la pantalla. Se ve a dos personas en un coche en marcha, una niña muy pequeña y su padre. De repente, el adulto se queda dormido, profundamente. Y la pequeña se ríe. No ha pasado nada. Viajan en un vehículo autónomo, sin conductor, capaz de llevarlos a cualquier sitio, de dejarlos y de irse a aparcar solo.

No es ciencia ficción. Solo tecnología. Y no tardaremos en ver cómo se extiende por las carreteras. Al menos así lo sostienen ejecutivos como el citado directivo germano, Wilko Andreas Stark; el CEO de Ford, Mark Fields, o el vicepresidente de la petrolera Shell, David Bunch. ¿Y cómo será posible? Pues con la evolución de la sociedad hacia la era del Internet de las Cosas y la implementación de redes 5G a partir del 2020, que permitirán que los vehículos estén siempre conectados y puedan emitir y recibir información constantemente.

Y si se cumple el pronóstico, ¿cuáles serían las consecuencias? Pues estos ejecutivos coinciden en que mucha gente, sobre todo en las grandes ciudades, dejará de comprar coches y empezará a compartirlos. La reducción de vehículos (unos 200 millones menos, según Shell) reduciría la siniestralidad.

Derek Aberlee, presidente de la compañía tecnológica estadounidense Qualcomm, tiró de datos para apoyar, en otra mesa redonda, este argumento: en su país, el 93 % de los accidentes se deben al conductor. Si este desaparece... Aberlee dibujó un futuro cercano con vehículos conectados, autónomos y eléctricos. Y predijo que se cargarán solos.

¿Son todo luces? Pues no. Los coches autónomos necesitan conectividad permanente. Y mapas en alta definición que, según Daimler, aún no existen. Y para su implantación hay que resolver un gran debate que afecta al resto del Internet de las Cosas: ¿cómo garantizar de forma eficaz la seguridad y la privacidad?

El presidente de Qualcomm no estaba solo. A su lado había un coche de fórmula 1. Y no uno cualquiera, sino el que usó Lewis Hamilton para ser campeón del gran circo la pasada temporada. El piloto británico era la figura mediática del día en el MWC. Fue muy aplaudido cuando subió a la tribuna con a Paddy Lowe, del equipo Mercedes.

Ambos reconocieron la importancia que la tecnología móvil tiene en su éxito. El coche de Hamilton está lleno de sensores que capturan una cantidad «increíble» de información (Big Data). Y las nuevas herramientas permiten transmitirla en seguida, mientras aún está rodando.

Hamilton, que bromeó sobre si los coches autónomos lo dejarían sin trabajo, también reconoció que le gustaría una solución para no tener que buscar sitio para aparcar. «No tengo mucha paciencia», confesó antes de ganarse al público grabando un vídeo con la plataforma Snapchat.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Los coches conectados, eléctricos y sin conductor dominarán las urbes