Windows 10, así es el sistema que ya manda en tu ordenador

75 Millones de dispositivos ya han instalado Gratis el último sistema operativo de microsoft. Diseñado para funcionar en PC, tabletas y móviles, supone un cambio notable para la mayoría de los usuarios, ¿a mejor?


El mundo era muy diferente hace veinte años. Al menos en cuanto a la tecnología: casi nadie tenía acceso a Internet, que estaba en pañales; los smartphones eran una utopía; los móviles, ladrillos que se transportaban en una maleta; y los ordenadores tenían dos tipos de disqueteras y se manejaban básicamente con complejos comandos en el venerable lenguaje informático MS-DOS. Hasta que llegó, un 24 de agosto, el sistema operativo Windows 95, de Microsoft.

Entonces empezó una era. La compañía de Seattle se convirtió en la reina de la tecnología para usuarios domésticos, con las diferentes ediciones de Windows como sucesivos dioses. Y con el hoy multimillonario Bill Gates como su profeta.

Pasaron los años. Y llegaron nuevas versiones de sistemas operativos Windows. El primero fue 98 (un éxito), después lanzaron Millenium (fracaso), enmendaron el rumbo con XP (triunfo absoluto), sufrieron un grave tropiezo con Vista (fiasco), remontaron el vuelo con el robusto y aún más que vigente Windows 7 y, por último, se acercaron a tabletas y móviles con los sistemas híbridos 8 y 8.1., pero fue un experimento semifallido: estos sistemas no contentaron a los usuarios de PC, pero tampoco permitieron a Microsoft ganar terreno frente a sus grandes rivales, Google y Apple. Descartaron el proyecto de Windows 9. Y lanzaron el flamante Windows 10.

El nuevo sistema operativo ha dado mucho que hablar desde que fue anunciado. Y no por sus características innovadoras (es un sistema diseñado para funcionar tanto en móviles, como en tabletas y en pecés), sino por su manera de llegar al mercado. Microsoft provocó un terremoto al anunciar que volvía a apostar por el ratón y el teclado y que Windows 10 sería gratis para los usuarios que tuvieran instalado Windows 7, Windows 8 o Windows 8.1. Y cumplieron la promesa. Al cabo de unos meses, en el pecé de millones de personas apareció un icono que permitía reservar una actualización que empezó a poder hacerse efectiva el 29 de julio. Desde esa fecha, progresivamente, 75 millones de equipos de todo el mundo ya han conseguido instalarlo con éxito, según los datos ofrecidos por la compañía, que no ofrece información precisa y detallada por países.

¿ES O NO GRATIS Windows 10?

Hay varias formas de instalar Windows 10 gratis. El requisito fundamental es tener un Windows 7 o un Windows 8 (u 8.1.) con las últimas actualizaciones y activado. La más sencilla es usando el sistema automático diseñado por Microsoft. Evidentemente, se necesita una conexión a Internet para utilizar este método, que funciona de manera similar a las actualizaciones periódicas de cualquier Windows. No hace falta formatear el PC (se conservan los datos y programas ya existentes) y se puede volver al sistema anterior si hay algún fallo o si el usuario queda descontento con las novedades. El proceso completo dura, por regla general, algo más de una hora. Y no suele dar problemas, dice Microsoft, que insiste en que la actualización es gratuita «desde el 29 de julio y por el período de un año. Quien actualice dentro de este plazo, tendrá gratuitamente todas las actualizaciones que lleguen al sistema. Y sin necesidad de pagar».

Otra forma de conseguir la actualización y de poder hacer una instalación limpia es bajar un programa desde la página oficial de Microsoft (www.microsoft.com/es-es/windows/windows-10-upgrade), descargar el nuevo sistema y seguir, paso a paso, las instrucciones. Permite mantener la configuración que ya se tiene o borrar todo y empezar de cero. Se necesita un DVD o una memoria USB en la que quepan al menos cuatro gigas de datos.

¿Y qué pasa si el sistema operativo instalado en el PC es un Vista o un venerable XP? Pues que hay que rascarse el bolsillo y pagar para conseguir una copia nueva de Windows 10. Las versiones comercializadas en España pueden adquirirse desde 130 euros. Conviene recordar los requisitos mínimos para instar el sistema: 16 GB de espacio libre en el disco duro para sistemas de 32 bits y de al menos 20 GB para los de 64; en cuanto a memoria RAM, hace falta un mínimo de un giga en los sistemas de 32 bits y dos para la versión de 64; también hay que tener un monitor con resolución de pantalla mínima de 800x600 píxeles.

¿Hay otra opción legal más barata? Pues sí. Adquirir una copia genuina o una licencia de Windows 7 o de Windows 8, instalarla en el ordenador y luego actualizar a Windows 10 con alguno de los procedimientos descritos antes. Así los precios son más asequibles, aunque se complica la operación al tratarse de dos instalaciones de dos sistemas diferentes. ¿Qué ofrece Windows 10?

El usuario que actualice al nuevo sistema se encontrará de buenas a primeras con un arranque más rápido del sistema y con una interfaz rediseñada, pero antes de acceder a ella se debe poner una contraseña. Hay formas, algo complicadas, de evitar ese paso usando algún comando, pero no es sencilla. Para esto, y para casi todo, hay guías en Youtube o en diferentes portales especializados.

Lo siguiente que puede apreciar a primera vista el usuario es la recuperación del clásico menú de inicio que había quedado marginado con Windows 8 y su heredero. Aunque no es como el de siempre. Por defecto integra accesos directos a la tienda de aplicaciones Windows, a la plataforma de juegos Xbox, al servicio de alojamiento en la nube OneDrive y a otros servicios. Pero pueden ser reemplazados con lo que quiera el usuario.

También es, aparentemente, muy fácil es controlar la información que se va a enviar a Microsoft. Windows 10 es un sistema diseñado para trabajar con equipos permanentemente conectados a Internet. Ofrece muchos servicios que utilizan la nube. Y brinda mucha información sobre lo que hace el usuario.

¿DUDAS SOBRE LA PRIVACIDAD?

Microsoft reconoce que es uno de los factores que más inquietud han generado entre los usuarios. E insiste en que en el apartado «Configuración» hay un menú, el de «Privacidad», que les permite controlar de forma sencilla la información que comparten.

Pero el debate sigue vivo. Hay dudas sobre qué hace el asistente virtual Cortana con la información que extrae de las preguntas que puede hacerle el usuario. Y varios portales se han hecho ecos de quejas de usuarios sobre problemas para hacer funcionar en Windows 10 con juegos no legales.

Polémicas actualizaciones

Al instalar Windows 10 el usuario acepta que el sistema reciba, lo quiera o no lo quiera, las actualizaciones automáticas que provea Microsoft. No hay opción. Hay que instalarlas sí o sí. Solo se puede decidir si se procede a hacerlo más o menos tarde.

Las actualizaciones publicadas hasta la fecha han llegado a un ritmo muy rápido. Y han traído con ellas cambios en la interfaz y soluciones para ciertos problemas en el proceso de actualización desde otros sistemas. En el futuro seguirán llegando parches y mejoras de prestaciones y de seguridad. El lanzamiento progresivo de Windows 10 ha sido un éxito. El sistema funciona bien y es estable, dice la compañía. Lo refrendan las publicaciones de la prensa especializada y los comentarios de los usuarios.

Microsoft ha apostado muy fuerte con Windows 10. Es su gran esperanza de mantenerse como una de las empresas punteras en el mundo regido por la movilidad. Por eso ha «regalado» la actualización del sistema operativo, para conservar, identificar y poder comercializar otros productos informáticos a cientos de millones de usuarios a lo largo y ancho de los cinco continentes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Windows 10, así es el sistema que ya manda en tu ordenador