«Las redes sociales aumentan la fidelidad a la televisión en directo»

Asegura que las series son el formato que más se consume bajo demanda


redacción / la voz

La mayor parte de los temas más comentados cada noche en Twitter tienen que ver con alguno de los programas que se emiten en ese momento. La convergencia de televisión y las redes sociales es un hecho que está transformando el ocio audiovisual. Francisco Sierra, director de contenidos de Antena 3 Multimedia, participó esta semana en el foro La nueva televisión, dentro del Máster en Produción e Xestión Audiovisual (MPXA), título propio de la Universidade da Coruña que desarrolla la Fundación Santiago Rey Fernández-Latorre.

-¿Cómo están transformando las redes sociales la televisión convencional?

-La mayoría de los internautas están en las redes sociales y están opinando, recomendando y criticando. En Twitter, la mayoría de las noches casi todos los temas del momento están relacionados con productos de televisión, actores o presentadores, porque la mayoría de las personas que están viendo eso quieren leer lo que opina la gente o bien opinar ellos mismos. Nos estamos dando cuenta de que muchas personas tienen la necesidad de saber qué dice otra gente. Y las televisiones estamos tomando eso no como una medida, porque el universo de espectadores es mayor que el de las personas que están en Twitter, pero sí como una tendencia de aquello que más gusta o que más impacta.

-¿Las televisiones buscan crear momentos que tengan repercusión en redes sociales?

-En los programas grabados no hay capacidad de respuesta y en los programas en directo, informativos o realities sí se está integrando la opción de opinar. En los programas de actualidad ya no se crea tan solo la etiqueta del programa, sino que se hace una para los distintos temas que se abordan. De ese modo le estás diciendo a la gente que ahí puede leer la opinión de los que están hablando sobre ese asunto. La televisión social está empezando a ser medida por los sentimientos positivos o negativos de los comentarios que se hacen, aunque aún nos falta mucha exactitud en el terreno cualitativo. Hay elementos que la inteligencia artificial semántica todavía no es capaz de distinguir como positivos o negativos, como por ejemplo la ironía, pero se está mejorando en ese terreno.

-¿Los comentarios llevan a los espectadores a cambiar de canal?

-Hay estudios que afirman que un determinado número de tuits provocan un incremento de la audiencia. Creo que sí se producen esos fenómenos pero no sé todavía en qué porcentaje. Es verdad que a veces la gente tuitera cuando observa un trending topic puede cambiar de canal para ver de qué se está hablando, pero no sé si ese efecto se mantiene o luego regresa al canal que estaba viendo. Todavía nos falta mucho por ajustar en la medición de la televisión social.

-Ante el auge de la televisión a la carta, la redes sociales se convierten en un valor añadido al visionado en directo.

-En los orígenes de la televisión, había dos canales, toda la familia los veía junta y toda España veían los mismos programas. Luego aparecieron las privadas, las autonómicas, aparecieron los televisores en cada habitación y se fragmentó la audiencia. La entrada de Internet introduce el concepto de elegir cómo y cuando yo quiera y ahora estamos llegando al terreno de la televisión híbrida o conectada, donde tienes la opción de consumir a la carta o en directo. Pero paradójicamente tanto la televisión conectada como las redes sociales están aumentando la fidelización a verlo en directo por esa necesidad de comentarlo. Si tú quieres ver lo que se dice de un programa o un capítulo, no es lo mismo verlo bajo demanda dos o tres días después.

-Antena 3 es líder en el consumo en diferido, pero este es todavía un residual. ¿Cómo se espera que evolucione?

-El consumo en directo o en diferido no son alternativos, sino complementarios. Al final el espectador habitual lo que hace es recuperar el capítulo que se ha perdido para ponerse al día y volver a engancharse a la trama. El consumo en diferido fideliza el producto. En Antena 3 tenemos productos de calidad y una de nuestras joyas de la corona son las series, un formato más idóneo para este tipo de consumo en diferido que los programas en directo. Los informativos tienen una caducidad y los programas de larga duración son más complejos de ver. Hay también algún producto informativo, como Salvados, que la gente visiona cuando le llega el impacto de la repercusión que ha tenido su emisión, pero en general las series son el formato que más se consume bajo demanda.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«Las redes sociales aumentan la fidelidad a la televisión en directo»