Una impresora de braille fabricada con piezas de Lego

Su autor, un adolescente de 13 años, tiene previsto crear 20 prototipos en agosto y distribuirlos entre asociaciones de ciegos para ver su aceptación


Una impresora en braille fabricada con piezas de Lego conquistó hoy la Campus Party de Sao Paulo, donde estuvo presente su autor, un muchacho de 13 años convertido en uno de los creadores más jóvenes de Silicon Valley.
De origen indio, nacionalidad belga y residencia estadounidense, Shubham Banerjee transformó hace dos años sus juguetes en una impresora de bajo coste para ciegos y hoy está a punto de cumplir su sueño de mejorar la vida de 35 millones de personas que no pueden ver. «Recibí un folleto de donaciones para estudiantes de braille» y, al buscar en internet, «empecé a ver las impresoras para ciegos, vi su elevado precio y decidí hacer una», asegura el fundador de la startup «BraigoLabs».
Banerjee ya presentó en la Casa Blanca un prototipo de la impresora braille desarrollada con bloques de Lego cuando tenía 12 años y ahora trabaja con un equipo de diez personas en el corazón de la innovación tecnológica, Silicon Valley. El adolescente está ahora centrado en la creación de 20 prototipos de la nueva versión de la impresora (Braigo 2.0) para el próximo agosto, cuando se distribuirán entre asociaciones de ciegos para ver su aceptación. Sus padres se encargan de los trámites legales y administrativos de BraigoLabs, que ya ha recibido inversiones de entidades de capital de riesgo.
Esta impresora braille estará valorada en unos 500 dólares, un cuarto del precio en el mercado internacional. «Me gusta saber que estoy contribuyendo al bien de la sociedad», comentó.

Una versión más sofisticada
El muchacho utilizó un juego de Lego para construir un prototipo de impresora y su padre, un ingeniero de Intel, fue el primero en invertir en él. Meses después desarrolló una versión más sofisticada que combina una impresora de mesa con un chip capaz de traducir el texto en braille antes de realizar la impresión.
En esta octava edición de la Campus Party, que se celebra entre ayer y el domingo y a la que asisten 8.000 personas, el científico brasileño Miguel Nicolelis presentó los avances del exoesqueleto, como se conoce la tecnología que desarrolló y que permitió a un tetrapléjico hacer el saque de honor en el partido inaugural del Mundial de Fútbol 2014. «Continuamos trabajando. Estamos ahora con el segundo prototipo y gracias al 'feedback' estamos observando mejoras clínicas progresivas, físicas y psiquiátricas», comentó Nicolelis. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

Una impresora de braille fabricada con piezas de Lego