Los catálogos de Ikea, de fotos reales a imágenes 3D

Las habitaciones de la empresa sueca están creadas digitalmente


Redacción

Los perfectos y tan diseñados catálogos de Ikea ofrecen a los potenciales clientes una sensación de querer tener la casa ideal. Las fotografías guardan hasta el mínimo detalle en todo tipo de accesorios y les otorgan ese carácter íntimo y personal. Según la revista CGSociety, el equipo de comunicación de la empresa sueca declaró en 2012, durante una conferencia relevante en el mundo del diseño gráfico, que habían comenzado un proyecto que dejaba atrás a la fotografía tradicional y daba paso a los expertos en diseño gráfico en 3D.

El jefe de una de las empresas de comunicación más grandes dentro de Ikea, Martín Enthed, explicó a CGSociety la función del departamento. «La sede central de Suecia diseña y desarrolla la gama de productos. El departamento de marketing y comunicación global decide que productos son importantes que lleguen a los consumidores. Luego creamos conceptos e ideas de comunicación, que producimos en diferentes maneras. Hacemos las instrucciones de montaje que todos conocemos tan bien. Creamos imágenes de los productos, etiquetas, el catálogo de Ikea, la página web, grabados en el paquete, etcétera. Hacemos la mayor parte de la comunicación global de la empresa», señaló el jefe de comunicación.

Desde el año 2004, Ikea decidió cambiar el modo de producir las imágenes de su catálogo, pero no fue hasta 2006 cuando salió el primero producto digitalizado en la revista publicitaria. La primera pieza que pasó las pruebas de diseño gráfico con el programa de animación CG fue una silla llamada «Bertil».

El equipo de Ikea no sentía que hubiera algo incorrecto en la calidad de las fotografías tradicionales, pero como cualquier compañía, querían hacer las cosas más fáciles para el equipo de trabajo, afirma Enthed. El proceso digital es más fácil, barato y rápido, en cambio con la fotografía tradicional, había que construir un prototipo con los diferentes muebles. Una tarea complicada logísticamente hablando además de que el proceso se encarecía. Además, Enthed añade que «al principio solo éramos capaces de digitalizar piezas individuales (las que aparecen con fondo blanco en la página web), porque no teníamos visión para crear habitaciones enteras como hacemos ahora».

Para mantener la esencia de una habitación real, la representante del departamento de comunicación, Annelie Sjögren, decidió que todos los diseñadores en 3D tenían que aprender fotografía, y todos los fotógrafos tenían que aprender a diseñar en 3D. Así que los diseñadores gráficos tuvieron que practicar fotografía intensamente hasta encontrar el equilibrio perfecto, consiguiendo aumentar la calidad de las imágenes en 3D.

A día de hoy, un 75% de productos de Ikea son imágenes digitalizadas, y existe un banco de fotografías que alcanza los 25.000 modelos, todas ellas con una gran resolución. La primera imagen digitalizada de una habitación entera apareció en un catálogo del 2010.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos

Los catálogos de Ikea, de fotos reales a imágenes 3D