Una bloguera, condenada por una crítica a un restaurante

La joven deberá pagar 500 euros por daños y perjuicios al establecimiento


redacción

La crítica negativa del restaurante se llamaba «Un lugar para evitar en Cabo Ferret» y se encontraba en una buena posición en Google. El artículo fue publicado en el blog de la joven hace diez meses y para su sopresa, la bloguera fue denunciada por el restaurante objeto de crítica. A principios de junio acudió al Tribunal de Burdeos al que fue convocada a declarar, acusada de difamación. El 30 de junio fue condenada a 500 euros de daños y perjuicios y 1.000 de costas judiciales, tal como informa Le Monde.

La joven confesó al diario regional Southwest que estaba sorprendida «de recibir una notificación después de tanto tiempo» y añadió que «el restaurante ni siquiera ha tratado de ponerse en contacto conmigo».

La bloguera denunciaba en su artículo la falta de organización del restaurante y la actitud del personal, mencionando el nombre del local y dónde se encuentra. El gerente del restaurante declaró como parte afectada. «Los clientes nos han enseñado la página y me dijeron que habían sido reacios a venir después de la crítica. Han sido las empresas vecinas las que los han convencido de venir», manifestó.

La crítica, que se hallaba bien indexada en las primeras páginas de Google, fue borrada totalmente de internet guardándose solamente en la memoria caché tras la audiencia. La joven, que habló con los medios franceses, piensa que «las consecuencias son desproporcionadas» y que «si los bloggers no tienen la libertad de tomar las críticas negativas, críticas positivas no tienen ningún sentido tampoco».

Defensas a través de internet

Las redes sociales comenzaron a hablar del suceso, y comentarios como «queridos bloggers presten atención a sus artículos y especialmente a sus críticas» salen a relucir en Twitter, mientras otros abogan, en nombre de la libertad de expresión, mayor mesura en los artículos.

En Le Monde, el asesor en derechos de autor, Eloise Wagner, recordaba que «no es la primera vez que se toman acciones legales por una crítica gastronómica . Las críticas, sin embargo, debe seguir siendo cautas y objetivas. Por otra parte, no deben inspirarse por el deseo de dañar a otros», aconseja Wagner.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos

Una bloguera, condenada por una crítica a un restaurante