Una «startup» de origen gallego lidera el «software» musical

InQBarna copa las descargas móviles con las aplicaciones «deej» y «Splyce»


redacción / la voz

Se llama InQBarna, es una empresa tecnológica que desarrolla software y aplicaciones multimedia y tiene su sede en Palo Alto. Pero no en la ciudad californiana, sino en la fundación privada del mismo nombre ubicada en el Poblenou, un barrio de la Ciudad Condal, donde conviven quince estudios creativos. El lucense Nacho Sánchez fundó la compañía en el 2009 junto a otros cinco emprendedores y ahora se han especializado en lo que ellos mismos denominan Social Music Apps. «Se trata de potenciar el carácter social de las aplicaciones en torno a la música, ya que la música es algo que nos define y que nos gusta compartir, permitiéndonos descubrir lo que nuestros amigos están escuchando», explica Sánchez.

InQBarna presentó en el reciente Mobile World Congress de Barcelona su última app, Veat, que sincroniza música y fotografías creando un vídeo que muestra las imágenes al ritmo que la música y el usuario marquen.

Además, esta startup estuvo nominada a los Mobile Premier Awards por Splyce, un programa que permite a cualquier usuario seleccionar varias canciones en su teléfono móvil y reproducirlas de forma continua enlazando unas con otras como lo haría un disyóquey profesional. Splyce -que ha tenido más de 800.000 descargas en la App Store- es la continuación lógica de otra aplicación con la que tocaron el cielo unos meses antes, denominada deej. Se trata de una auténtica mesa de mezclas digital con características únicas como la opción de grabar y compartir las sesiones mezcladas con la app en Mixcloud o Dropbox. Deej consiguió ser número 1 en los ránkings musicales de la tienda de Apple en todo el mundo, desde EE.?UU. hasta Australia pasando por Europa, Japón o China.

Sugerencias inteligentes

El equipo de InQBarna está formado por ingenieros de Telecomunicación e Informática, diseñadores gráficos y expertos en márketing y social media. «El objetivo es poder mejorar la experiencia de los usuarios y ofrecerles servicios y herramientas que les permitan descubrir las novedades musicales según sus propios gustos, o hacerles llegar sugerencias inteligentes de música que les va a gustar y que guarda coherencia con la sesión musical en curso», indica Nacho Sánchez. Y añade: «No queremos ser solo apps desde las que los usuarios creen o escuchen música, queremos llevar la experiencia mucho más allá y que sea la tecnología la que filtre todo un universo de música por descubrir conforme a sus propios gustos musicales».

El lucense Nacho Sánchez fundó InQBarna en el 2009 junto a cinco compañeros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos

Una «startup» de origen gallego lidera el «software» musical