Lightning vuelve a lo grande

Lightning Returns: Final Fantasy XIII cierra la trilogía iniciada en el año 2010


La Voz

La historia de Lightning llega a su fin en Lightning Returns: Final Fantasy XIII. Con el fin de la secuela, y la palabra continuará, Square Enix redime sus pecados pasados para ofrecer un sistema de juego completamente nuevo, alejado de cualquier Final Fantasy concebido hasta la fecha y cerrando el telón de Lightning, heroína de la decimotercera entrega que ha levantado tantas pasiones como decepciones.

Desde el lanzamiento de Final Fantasy XIII en 2010, los seguidores de la popular y representativa franquicia de rol japonés empezaron a dudar de la calidad del famoso videojuego. Sin embargo, la segunda parte de Final Fantasy XIII solucionó los puntos débiles y aplacó las criticas.

Lightning Returns: Final Fantasy XIII, para PlayStation 3 y Xbox 360, hace continuas referencias a las anteriores aventuras vividas por la protagonista y sus compañeros, de modo que la gran mayoría de usuarios podría sentirse desubicado por la falta de conexión entre las informaciones. De hecho, si el jugador no ha acompañado a Lightning y Serah, protagonista de Final Fantasy XIII-2, en sus anteriores aventuras, parte del encanto se quedará en el tintero al no saber ha ocurrido a su alrededor.

Una de las novedades del final de Lightning es que rompe el esquema de la franquicia. Ya no hay libertad total para perderse por lugares escondidos o zonas de enemigos. Ahora, algunos eventos solo tienen lugar en horas determinadas marcando así un marco más solido al juego. La sensación inicial es algo desconcertante, pero una vez se haya completado con éxito algunas misiones, el sistema se abre para ofrecer una experiencia mucho más sólida y acorde con las exigencias del guión.

En cuanto a las misiones y objetivos de Lightning Returns: Final Fantasy XIII, se pueden encontrar tres tipos: las enlazadas con el guión, que avanzan la historia de Lightning; las de redentor de almas, misiones secundarias que otorgan los ciudadanos, y que oscilan entre conseguir un objeto determinado hasta terminar con enemigos concretos; y los ruegos del tablón de anuncios, que muestran objetivos más variopintos. El jugador decide qué misiones tomar y cuándo realizarlas, teniendo en cuenta, que Lightning tendrá que volver al Arca, el lugar donde se encuentra Hope.

Lightning, total protagonista

La denominación Lightning Returns no es casual en absoluto, pues Lightning se convierte en la total protagonista de esta entrega, cobrando un protagonismo merecido que obliga a reinventar las mecánicas de juego.

Asimismo, el sistema de batallas de Lightning Returns: Final Fantasy XIII se ha potenciado para darle más sentido al regreso de la protagonista, que podrá cambiar entre tres arquetipos previamente escogidos por el jugador pulsando los botones laterales del mando. Al realizar las acciones básicas de combate, ya sean ataques físicos, mágicos o guardias, se iran gastando la barra de acción, obligándonos a cambiar de arquetipo para seguir el combate.

Lightning Returns: Final Fantasy XIII permite vincular los progresos con nuestras cuentas en la redes sociales Facebook y Twitter, podremos compartir imágenes y poner a la venta objetos para que los usuarios, en plena ciudad, vean nuestras almas encarnadas en ciudadanos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Lightning vuelve a lo grande