Ni Super Mario frena la caída

La competencia de los «smartphones» está detrás de la escasez de ventas de la Wii U y la 3DS de Nintendo

afp

Un nuevo plan estratégico para dentro de un mes. Ayer, la empresa de videojuegos Nintendo anunció que redujo las previsiones de ventas de 3DS y Wii U y que espera pérdidas de 176 millones de euros. La compañía espera vender solo 2,8 millones de consolas Wii U en lugar de 9 millones, mientras que la cifra en 3DS cae de 18 millones a 13,5. La firma japonesa calculaba que el beneficio neto de este año sería de 287 millones de euros, aunque ahora espera grandes pérdidas.

La consola de sobremesa, Wii U, reportó algunos beneficios gracias al lanzamiento de paquetes que incluían juegos como Super Mario 3D World, pero la compañía señala que no se cumplen los objetivos «por un gran margen». No podemos esperar que los resultados cubran el coste del curso fiscal«, señaló el presidente de Nintendo, Satoru Iwata.

En el origen de la significativa caída de ventas de las consolas y los juegos se encuentran los teléfonos inteligentes o smartphones. La universalización de este producto le ha dado el golpe de gracia a Nintendo, que ya había registrado una tendencia de ingresos a la baja durante el ejercicio pasado (2012-2013), nada que ver con el del 2008-2009, cuando la penetración de los productos de la compañía nipona se encontraba en su máximo nivel de ventas. El golpe que ha sufrido Nintendo, que había sacado a los mercados dos trabajados productos como laWii U y la 3DS, refleja que la marca está perdiendo atractivo y fuelle entre sus potenciales consumidores, a lo que la crisis también ha ayudado.

Demanda de los usuarios

Detrás de este bache se encuentra la díficil competencia que la firma de Kioto ahora debe asumir con los smartphones, un mercado cada día más amplio y que en el mismo Japón ya ha crecido un 40 % en los últimos cinco años, mientras que las consolas han experimentado un detracción de un 9 %, al igual que ha ocurrido en países como Estados Unidos.

Los juegos y aplicaciones para smartphones arrasan en detrimento de los juegos para consolas, debido a su mejor accesibilidad y que se adaptan muy bien al tipo de usuario ocasional. Además, los juegos para este tipo de teléfonos son más baratos e incluso, en algunos casos, gratuitos.

El anuncio de que Nintendo, compañía que comenzó con juegos de cartas hace tres décadas y que fue pionero en los videojuegos, terminará el año en números rojos ha llevado a que desde ayer sus directivos hayan querido buscar soluciones a corto plazo y anunciar para ello un nuevo plan estratégico.

A estas malas noticias de Nintendo hay que añadirle que la competencia, con la consola de salón PlayStation 4 de Sony, que está consiguiendo un índice de ventas excelente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

Ni Super Mario frena la caída