Julian Assange: «Internet está ocupado militarmente por Estados Unidos y sus aliados»

Europa Press

RED

El fundador de Wikileaks reconoce que buscó asilo en ocho países y sólo Ecuador y Venezuela le «brindaron protección»

24 nov 2013 . Actualizado a las 13:56 h.

El fundador de Wikileaks, Julian Assange, ha denunciado que «Internet ha sido ocupada militarmente por Estados Unidos y sus aliados anglosajones del Reino Unido, Australia y Nueva Zelanda», con el fin de dominar las sociedades «perdiendo la soberanía nacional y la libertad».

Assange ha hecho estas afirmaciones en videoconferencia desde la embajada de Ecuador en Londres, donde se encuentra asilado, durante el 3º Encuentro de Comunicación Audiovisual celebrado en la ciudad argentina de Mar del Plata, cuyos asistentes aplaudieron la aparición en pantalla del periodista australiano. En su intervención, Assange aseguró que hay muchos periodistas y activistas anglosajones obligados a exiliarse y se mostró convencido de que ese proceso está haciendo que «la gente entienda qué es lo que hemos estado atravesando a lo largo de los últimos años».«No estamos solos luchando, hay muchos otros periodistas involucrados y otras organizaciones de medios que también están viendo que el poder de Occidente es una amenaza», dijo.

Al respecto, lamentó la divulgación de los cables de Wikileaks en grandes medios mundiales, lo que explicó en la necesidad que tenían de «aliados muy poderosos para luchar contra el Gobierno estadounidense». «Necesitábamos aliados muy poderosos para luchar contra el Gobierno estadounidense, aunque fue un cálculo estratégico que lamento» dijo Assange, quien explicó que «luego sumamos a otras 210 organizaciones de medios para difundir los cables». Señaló al respecto que una organización de medios es muchas veces la que domina el entorno de conocimientos del público, entonces --dijo-- esto puede implicar «un gran problema, porque lo que ilustra muchas veces no es fiel y utilizan el poder que tienen con fines políticos», sostuvo, al ser preguntado por la situación de los medios en Argentina.