El otro negocio del videojuego

Al margen de los ingresos que genera la venta de títulos, las plataformas sociales han encontrado una vía alternativa para exprimir al máximo este sector del entretenimiento en auge


Canales en Youtube especializados. Nuevos perfiles profesionales. Publicidad e incluso merchandising de los grandes clásicos. El negocio del videojuego no se queda solo en la superficie de despachar las últimas novedades. Detrás de la cortina, un universo paralelo empieza a despegar, generando considerables beneficios que empiezan a multiplicarse de forma directamente proporcional al desarrollo de las plataformas sociales, su gran punto de apoyo.

Esta semana, la cara más eclipsada del mundo del videojuego ha salido a la luz, dando un paso de gigante que, si logra consolidarse, pronto se convertirá en una potente vía de negocio. Fijándose nuevas metas, la productora audiovisual Boomerang ha puesto en marcha una red de 14 canales temáticos en Youtube, la mayoría de ellos enfocados a gamers, jugadores profesionales de videojuegos que se ganan la vida dedicándose a superar fases, conseguir récords de puntos, grabar sus tácticas y dar trucos y consejos a sus seguidores.

El de gamer, también conocido como videojugador, no es el único perfil profesional que ha engendrado esta rama del entretenimiento, pero sí el más atractivo. Las ofertas del sector reclaman cada vez más desarrolladores de juegos o de aplicaciones, diseñadores de gráficos e incluso «probadores» que testeen las primeras versiones. Sin embargo, alrededor del gamer se ha levantado ya una auténtica cultura de culto -con Corea del Sur como Meca- que se mueve entre ferias especializadas, competiciones internacionales, academias donde aprender todo lo que hay que saber sobre el mundo del videojuego y cifras astronómicas. El especialista español que más se embolsa en este universo ?Carlos Ocelote Rodríguez- tiene 23 años e ingresa al año 600.000 euros. ¿Por qué vías le llega este envidiable sueldo? El importe que le paga su equipo, los contratos de publicidad, los premios, la retransmisión de sus partidas a través de Internet y su propio merchandising. Hacerse mediático es la clave. Internet, el medio. Y proyectos como el de Boomerang, el trampolín.

Como si de un deporte se tratase, existen una serie de equipos que fichan a estos superdotados de los mandos para jugar en la Liga de Videojuegos Profesionales. Estas nóminas se expanden con ingresos que los gamers reciben en función de los seguidores que consiguen congregar en las retransmisiones en directo de sus partidas, todo un espectáculo para los más aficionados que han visto el cielo abierto cuando esta semana se presentó Boomeran Live. La plataforma está integrada por 14 canales, la gran mayoría concentrados en el mundo del videojuego. Willyrex, Sarinha, Wismichu o sTaXx son algunos ejemplos. Diez millones de suscriptores y más de 150 millones de reproducciones mensuales son el mejor aval de este espacio que respira posibilidades por los cuatro costados. Una de ellas, la explotación comercial del esfuerzo de estos jugones. ¿Otra? Una vía de acceso directa a este desconocido universo. ¿Más ventajas? Potenciar un modelo de negocio distinto, en el otro extremo del concepto de televisión que gira sobre el eje de canal de canales. Es tal su fuerza que algunos gamers ya cuentan con dos espacios diferentes en esta red.

«Boomerang Live encaja perfectamente con el camino que está recorriendo YouTube: ofrecer contenido de calidad y permitir al usuario comentar y compartir ese contenido en el mundo social online -explica María Ferreras, directora de Alianzas Estratégicas del canal de vídeos-. A su vez, esto permite a la productora conocer más de cerca los gustos de sus usuarios y generar contenido original y nuevos formatos adaptados a los fans, que en el mundo del gaming, son la principal red de soporte».

Desde Boomerang, Juanjo Díaz considera que el consumo de contenido audiovisual está cambiando actualmente, por lo que el público demanda ahora una dinámica más interactiva, directa y bidireccional. «Pensamos que la puesta en marcha de una Network en Youtube, es el camino acertado para abrir una nueva vía que nos permitirá llegar a un público mucho más amplio», indica. Todos los vídeos subidos en estos canales son además multiplataforma, lo que permite al usuario disfrutarlos no solo desde el ordenador, sino también desde las smart tv, tabletas o smartphones. El acceso a estos contenidos es totalmente gratuito.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

El otro negocio del videojuego