La guerra del futuro llega al iPad

«Call of Duty» desembarca en los dispositivos móviles de Apple


Redacción / la voz

Según Call of Duty, en el 2020 no habrá olimpiadas en Madrid ni en ningún otro lugar. Habrá una guerra. Esta serie está en guerra permanente. La novedad de la franquicia, que publicará en noviembre una nueva entrega para consolas y equipos de sobremesa, es su desembarco en dispositivos móviles. En los de Apple en concreto.

De aspecto y de acción, Call of Duty Strike Team es una versión para tabletas y smartphones de la cuarta edición de la franquicia (CoD 4) con cambios que marcan la distancia con su referente en consolas y con algunos otros juegos de acción (como Modern combat) para móviles.

Lo más singular es que, a diferencia del resto de las ediciones, se puede jugar las mismas acciones desde dos perspectivas. Las dos son clásicas en los juegos bélicos. Una, en primera persona, siguiendo el método que ha hecho famoso al título. La otra sorprende más: una visión cenital en la que se puede manejar a todo el pelotón y que acerca la saga al tipo de juego que era Commandos.

Los dos posibilidades son complementarias, de manera que en la primera persona manda la acción y disparar sí o sí, mientras que en la otra el juego se vuelve táctico. Los controles en ambos casos son rápidos, buscando una agilidad similar a la que tiene la serie para las consolas. Sobre todo en la facilidad de disparo que es, al fin y al cabo, una de las marcas de la casa. En la tableta, la acción es continuada y fluida.

El juego supera la prueba de gráficos. La comparación con las consolas o los pecés es algo excesiva, pero CoD consigue sortearla muy bien si se compara con dispositivos como la PS. En el caso de la vista aérea (que es la visión de un dron) los escenarios de Alaska, Afganistán o China son detallados y evitan esa sensación de linealidad que tiene CoD en comparación con juegos con campos mucho más abiertos.

Los dos puntos negros de la incursión de Strike Team en tabletas son dos requerimientos excesivos. Por una parte, el juego ocupa en 1,31 GB pero necesita casi otro tanto para ser instalado. En dispositivos cortos quizá obligue al propietario a desinstalar otras cosas. Solo se puede instalar a partir de iOS 6 y deja fuera a los iPhone del 4S para abajo. El precio no es el más caro de la Appstore (5,99 euros), pero el jugador deberá extremar la habilidad o tendrá que pagar todavía por paquetes de munición, botiquines y armas. La guerra es muy cara.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La guerra del futuro llega al iPad