Uno de cada dos internautas realizan descargas ilegales

La industria, que dejó de ingresar 1.200 millones de euros en el 2012, critica la ineficacia del Gobierno

Colpisa

Más de la mitad de los internautas españoles (51%) piratea música, películas, juegos o libros. No tienen ni mayores dificultades para acceder a ese material, ni problemas de conciencia ante una extendida práctica ilegal que causa a la industria del ocio un grave quebranto y que sigue al alza. Un total de 1.221 millones de millones de euros dejó de percibir la industria solo el pasado año por la acción de los «bucaneros de la red», que abordaron 3.050 millones de descargas ilícitas por valor de 15.200 millones de euros, según los demoledores datos del Observatorio de Piratería y Hábitos de Consumo de Contenidos Digitales 2012 elaborado a instancias de la Coalición de Creadores e Industrias de Contenidos.

Además de cuantificar el desastre y situarnos de nuevo en «top one» de la piratería en Europa, los creadores denuncian la inoperancia de los reguladores y le sacan los colores al Gobierno, al que acusan de pasividad, ineficacia y «falta de voluntad política». Y es que a un año de la puesta en marcha de la comisión parlamentaria emanada de la ley Sinde, las sanciones y retiradas de contenidos ilegales son puramente testimoniales. Solo 20 películas, 17 álbumes y 4 libros se retiraron de las páginas de descarga denunciadas, frente a losmás de 3.000 millones de «bajadas» ilícitas en el mismo año. La nota positiva, según a industria, está en que un 50% de internautas admite que «accedería a contenidos legales a cambio de publicidad si desapareciera la oferta ilegal».

Las descargas ilegales siguen creciendo en progresión geométrica y el valor de lo pirateado superó los 15.204 millones de euros en 2012, un 41 por ciento más que en 2011. Con 3.050 millones de descargas ilegales de música, películas, videojuegos y libros en 2012, no las ha frenado «el deficiente funcionamiento» de la Comisión de Propiedad Intelectual incapaz «de detener el ritmo de crecimiento de la piratería».

Uno de cada dos internautas accedió así ilegalmente a los contenidos con derechos el último año. Accedieron sin pagar a las películas el 43% de los «cibernavegantes»; a la música el 32%; a los libros el 12% y a los videojuegos el 7%. Esto supone 1.221 millones de euros de lucro cesante -pérdida de ganancia legítima- para la industria de contenidos.

De esta cantidad hasta 580 millones corresponden a la música, 327 millones al cine, 270 millones a los videojuegos y 45 millones al sector del libro.

Si todas esas descargas se hicieran de forma legal, la industria generaría 24.766 empleos directos y 124.000 indirectos y las arcas del Estado habrían ingresado 495 millones más en 2012, según los datos del estudio realizado por la consultora GfK para la Coalición de Creadores e Industrias de Contenidos que exige al Gobierno «que cumpla su compromiso y demuestre la efectividad del modelo por el que apostó como la alternativa española para frenar la piratería en Internet».

Desoladora radiografía

Los datos ofrecen la «radiografía desoladora» para un sector muy castigado por la piratería y la crisis que constata con desánimo cómo uno de cada dos internauta entre 11 y 74 años no tiene el mayor reparo en apropiarse de contenidos protegidos. Un 33% de los internautas bajó música sin pagar, con 2.118 millones de descargas ilegales. El 42% descargó películas, con 536,2 millones. El 12% descargó libros, con 226,9 millones, y un 7% videojuegos, con 168,2 millones de descargas.

El valor total de lo pirateado asciende a 15.200 millones de euros Como siempre, la más castigada fue la industria musical con 6.949 millones de euros pirateados, seguida de la del videojuegos con 4.332 millones, el cine con 3.338 millones, y los libros, con 586 millones.

La industria califica de «demoledoras» las evidencias de un estudio que certifica como casi el 69% de quienes piratean ve «perfectamente normal no pagar por algo que puede obtener gratis aunque sea de forma ilegal». El 51% dice acceder con «facilidad y rapidez» a los contenidos, «sin trabas de ningún tipo que le dificulten el acceso». El 50% declara abiertamente que realiza «más descargas desde la subida del IVA», mientras que sólo un 27% aduce «no querer esperar a que salga al mercado». Juzgan muy relevante que el 20% estime que piratear «no es una actividad ilegal y no hace daño a nadie», en línea l 17% de internautas que creen que piratear contenidos «no tiene consecuencias legales».

La coalición expresa «la frustración» de la industria ante los resultados de la comisión parlamentaria encargada hace justo un año de velar por sus intereses y combatir el fraude a la propiedad intelectual. Denuncia que «no ha cumplido su cometido». «Pese a que el Ejecutivo tuvo la determinación prioritaria de luchar decididamente contra la piratería, a la vista de los resultados, sólo podemos concluir que el Gobierno ha fracasado rotunda y estrepitosamente», afirma Carlota Navarrete, directora y portavoz de la coalición.

La comisión ha recibido 361 solicitudes de actuación contra servicios o páginas que suministran ilícitamente contenidos protegidos. Hasta 200 de estas denuncias fueron presentadas por un mismo individuo «que pretendía colapsar el funcionamiento de la comisión» y fueron desestimadas según la coalición. Otras 46 se archivaron por defecto de forma. De las 115 restantes -«las verdaderas denuncias de los creadores»-, 90 siguen en fase de investigación y 25 terminaron en decisiones formales de la comisión.

De los 25 expedientes resueltos, en 23 se retiraron voluntariamente los contenidos denunciados al recibir la notificación de la comisión y en dos de ellos hubo una resolución formal ordenando la retirada.

La comisión solo ha logrado la retirada de 17 álbumes y 20 películas de un universo de 2.118 millones de descargas ilegales de música y 536,2 millones de películas, y de cuatro libros retirados frente a sus 226,9 millones de accesos ilegales. No se ha retirado un solo videojuego en un sector con 168,2 millones de accesos piratas.

La industria asegura haber demostrado «paciencia sin precedentes» y tener «absoluta comprensión por las circunstancias que rodean el día a día del Gobierno», pero denuncia «una grave falta de voluntad política».

De no ser así, «se habría puesto manos a la obra como ha hecho con éxito para apagar otros fuegos en otros sectores» aseguró Navarrete, directora de la coalición que representa a la industria de contenidos culturales y de entretenimiento en España.

«Un país que quiere jugar en la Champions no se puede permitir el fraude a los legítimos derechos de un sector que supone el 5% del PIB, en aras de un demagógico concepto de "barra libre de la cultura" que no se aplica en ningún otro sector de la economía, que empobrece a España en términos de talento, innovación y tejido industrial, y que proyecta una penosa imagen de nosotros en el exterior», lamenta Navarrete.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Uno de cada dos internautas realizan descargas ilegales