Howard Carter se reencuentra con la tumba de Tutankamón en Google

El egiptólogo inglés, que en 1922 descubrió el mausoleo del faraón, protagoniza el doodle del buscador en el 138 aniversario de su nacimiento

Howard Carter

El famoso egiptólogo Howard Carter, conocido por haber descubierto la tumba de Tutankamón, es el protagonista del doodle de Google de hoy. Tras las reliquias egipcias, incluido el propio sarcófago del faraón, se intuyen las letras del famoso buscador de Internet. Y eso porque hace 138 años nació el inglés Howard Carter, el mismo que el doodle nos muestra de espaldas, admirando -suponemos que orgulloso- los objetos que él descubrió para deleite de la humanidad tras miles de años enterrados.

Google le dedica hoy un doodle -modificación que Google hace sobre su logo para rendir tributo a personajes y acontecimientos- en el que Howard Carter sucede en la galería de personas ilustres homenajeadas al artista pop Keith Haring , al científico español Santiago Ramón y Cajal y al padre de la cremallera, el sueco Gideon Sundback, padre de la cremallera. Otro Doodle destacado de los últimos meses fue el que el buscador dedicó al aniversario de la Constitución de Cádiz, «La Pepa».

Pero la lista no acaba aquí: el arquitecto de la Bauhaus Mies Van der Rohe, el pintor cubista español Juan Gris, el creador de la famosa guitarra Les Paul, al literato Stanislaw Lem, Mark Twain a través de Tom Sawyer, John Lennon o Freddie Mecury.

En el doodle sobre Howard Carter se muestran en un primer plano las reliquias encontradas en la tumba y, al fondo, la silueta de las letras de Google. Dándonos la espalda, Google coloca a la primera persona en poner un pie dentro del sepulcro del faraón en más de 3.000 años, Howard Carter, contemplando el conjunto de las piezas seguramente con una mezcla entre emoción y orgullo.

Es posible que en medio de esa colección de reliquias, escondida como las letras de Google, esté también la copa de alabastro que el egiptólogo encontró en la tumba del faraón, que tenía inscrita una intensa frase que ahora se puede leer también en la lápida de Howard Carter. «Pueda tu espíritu vivir, durar millones de años, tú que amas Tebas, sentado con la cara al viento del norte, los ojos llenos de felicidad», rezaba la sentencia. El recuerdo de Tutankamón consiguió aguantar miles de años gracias a la figura de Howard Carter. Y por iniciativas como las de Google, que devuelve hoy al plano de la actualidad una figura imprescindible de la arqueología y la egiptología, también Howard Carter seguirá siendo recordado.

Para el doodle de hoy, Google ha escondido sus características letras tras reliquias faraónicas, que el propio Howard Carter, el primero en verlas en miles de años, observa quizás con emoción y orgullo.Gracias al doodle que hoy le dedica el popular buscador, quizás se cumpla la inscripción que podemos encontrar hoy en la tumba de Howard Carter, y que se corresponde con una frase de la copa de alabastro de Tutankamón que el egiptólogo descubrió: «Pueda tu espírito vivir, durar millones de años, tú que amas Tebas, sentado con la cara al viento del norte, los ojos llenos de felicidad». Homenajes como el de Google ayudan a que el recuerdo de Howard Carter perviva todavía en la actualidad.

Un hombre enigmático

Howard Carter, nacido en Inglaterra en 1874, fue el menor de once hermanos de una familia de Kensington encabezada por un artista dedicado a retratar las mascotas de los ricos. De él heredó un joven Carter, al que hoy Google le dedica su doodle, su pasión por el arte. Sin estudios especializados, siguió los pasos de su padre y aprendió los conceptos básicos del dibujo y la pintura. A los 17 años Howard Carter y su innato talento llamaron la atención de una sociedad de egiptología inglesa, el Fondo de Exploración de Egipto, que le envió directo a Egipto, un trampolín a través del cual Howard Carter se convirtió en inspector de Antigüedades. Pero el camino no fue fácil.

El inglés homenajeado por Google tuvo que empezar desde lo más bajo, copiando bajorrelieves y aprendiendo a excavar. Howard Carter prestó toda su ayuda y sus habilidades a Percy Newberry en el registro de las tumbas del Reino Medio y en 1892 trabajó durante una temporada bajo la tutela de Flinders Petrie en Amarna, la capital fundada por el faraón Akenatón. Durante este periodo protagonizó un pequeño altercado entre los guardias egiptos -a los que Howard Carter apoyó- y turistas franceses que despertaron su mal genio. El entonces inspector jefe de antigüedades Howard Carter perdió su puesto tras llegar a las manos con los extranjeros, lo que le obligó a malvivir durante algunos años como guía turístico o artista callejero. Pero fue en el año 1908 cuando realmente la suerte llamó a su puerta. Un noble entusiasta de la arqueología, lord Carnarvon, atraído por los nuevos métodos y sistemas de grabación del joven, proporcionó a Carter los fondos necesarios para continuar con su trabajo, contratándole para excavar Tebas y el Valle de los Reyes.

Howard Carter nunca se casó ni tuvo hijos. Tímido y reservado, dedicó su vida entera a descubrir legados de antiguas civilizaciones. Se pasó largos años de trabajo y constante búsqueda infructuosa hasta que el 26 de noviembre de 1922 el protagonista del último doodle de Google vio recompensados todos sus esfuerzos con el descubrimiento de la tumba de Tutankamon, la tumba faraónica mejor conservada encontrada en el Valle de los Reyes. El egiptólogo hizo la primera brecha en la tumba con un cincel que su abuela le había regalado por su decimoséptimo cumpleaños. Tesoros de oro y ébano intactos le esperaban en su interior.Howard Carter se pasó meses catalogando y revisando los objetos de la antecámara hasta que, casi tres meses más tarde, el 16 de febrero de 1923, abrió la puerta cerrada y confirmó que conducía a una tumba funeraria. Fue ese día cuando vio por primera vez el sarcófago de Tutankamon.Pero Howard Carter quería más. Sus principales biografías lo presentan como un hombre testarudo y obsesionado, que, tras su gran hallazgo, se obcecó con encontrar la tumba de Alejandro Magno.

Howard Carter murió a los 64 años de un cáncer linfático sin conseguir su último objetivo, pero habiendo burlado la maldición que decía la superstición que llevó a morir a todos sus compaeros de expedición. Al austero entierro del arqueólogo que hoy ocupa la portada de Google acudieron contadas personas. La leyenda habla de tres llorosas mujeres que, a lo largo de la historia, han dado pie a especulaciones y románticas suposiciones sobre su difusa y solitaria vida amorosa. Sin embargo poco ha trascendido de la vida personal de Howard Carter, que, por sus méritos, su constancia y sus hallazgos fue nombrado honoris causa póstumo en Ciencias en la Universidad de Yale y miembro de honor de la Real Academia de la Historia.

Un faraón que pasó desapercibido en su época

Tutankamón, cuya tumba se recrea hoy entre las letras de Google, fue un faraón que perteneció a la dinastía XVIII de Egipto, que reinó de 1336/5 a 1327/5 antes de Cristo. Curiosamente, Tutankamón no fue un faraón notable en su época, por lo que fue enterrado en una pequeña tumba, que dificultó su temprano descubrimiento. Así, el sepulcro egipcio no fue hallado hasta 1922, cuando Howard Carter lo encontró intacto y llena de tesoros. El gran interés que causó en la prensa a nivel mundial estimuló el interés general por el Antiguo Egipto, y la máscara funeraria del faraón se convirtió en una de las imágenes más populares de la Historia.

Doodle

Los Doodle son literalmente «garabatos», dibujos, logos animados, vídeos... empleados por Google para celebrar acontecimientos u homenajear a personajes relevantes.Google seguirá «sorprendiendo con los doodles», según afirmó hace unos días Mike Dutton, miembro del equipo doodler.

Los doodles son los modificaciones del logo de Google con ocasión de aniversarios, días conmemorativos o fechas históricas señaladas a través de ilustraciones o vídeos. El primero de estos vídeos fue el dedicado al 70 aniversario del nacimiento de John Lennon.

Son motivo de homenaje por Google desde artistas, como es el caso de Keith Haring, científicos como Ramón y Cajal o el aniversario de «La Pepa». Antes de estos, también tuvieron su homenaje en Google el creador de la guitarra Les Paul por su 96º aniversario, el 60º aniversario de la publicación de la primera obra del clásico de ciencia ficción Stanislaw Lem, el 176 aniversario del nacimiento de Mark Twain a través de Tom Sawyer, el cumpleaños de Freddie Mercury con su Don´t stop me now, Borges contemplando su extenso mundo narrativo o el matemático francés Pierre Fermat con una ilustración de su último teorema.

En el siguiente vídeo se puede ver una recopilación hecha por Google de alguno de sus «garabatos» animados más célebres:

La idea del Doodle surgió en el año 1998 antes de que se constituyese la empresa, cuando Larry y Sergey, los fundadores de Google, jugaron con su logo corporativo para confirmar su asistencia al Burning Man festival. El resultado fue el primero de más de mil doodles, de los que el último por ahora es el dedicado al genial grafitero Keith Haring.Otros de los últimos doodle que tuvieron más repercusión fueron su felicitación del día de Navidad o su vídeo de dibujos animados para celebrar el día de San Valentín.

Keith Haring: el doodle pop y callejero de Google

Google se rinde a Ramón y Cajal

Gideon Sundback abre la cremallera de Google

Robert Doisneau y Google se besan en el doodle

Eadweard Muybridge, el hombre que retrataba a los caballos, homenajeado en el doodle de Google

Ludwig Mies Van der Rohe construye el doodle de Google

Juan Gris, el artista cubista, protagonista en el doodle de Google

Ya es primavera en Google

Google celebra el aniversario de «La Pepa»

Akira Yoshizawa pliega las letras de Google

El Día de la Mujer colorea las letras de Google

La Biblioteca Nacional de España sopla 300 velas en Google

Heinrich Rudolf Hertz propaga sus ondas por Google

Luis Coloma inventa el Ratoncito Pérez entre las letras de Google

Charles Addams y su tenebrosa familia, en el doodle de Google

«Let it snow», la Navidad llega a Google

Mark Twain y su Tom Sawyer pintan en una valla las letras de Google

Stanislaw Lem ve homenajeado por Google su mundo cibernético y utópico

Do a barrel roll: Google da un giro de 360 grados

Freddie Mercury se marca un doodle musical en Google

Jorge Luis Borges y su cuento póstumo en la portada de Google

Pierre de Fermat, el matemático francés, inmortalizado por Google

«Lunar eclipse» imita el fenómeno astronómico en Google

Les Paul convierte Google en una guitarra

John Lennon imaginaría con este doodle el logo de Google

Agatha Christie escribe un crimen en Google

Google celebra la victoria de «La Roja» en el Mundial de Sudáfrica

Frida Kahlo dibuja un autorretrato en Google

Pacman te reta a una partida en Google

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
316 votos

Howard Carter se reencuentra con la tumba de Tutankamón en Google