La Wikipedia mató a la estrella de las enciclopedias

imanol allende LONDRES / CORRESPONSAL

RED

La Británica cierra su edición impresa debido a la competencia de los formatos digitales y a su alto precio

15 mar 2012 . Actualizado a las 07:00 h.

Tras más de dos siglos de ilustrar y explicar el mundo que nos rodea, una de las publicaciones punteras del saber universal, la Enciclopedia Británica, ha hecho un punto y aparte para adaptarse a la nueva era digital y ayer anunció el cierre de su edición impresa. A partir de ahora, los 32 volúmenes que componían la enciclopedia solo podrán ser utilizados a través de Internet en su versión digital.

No debería sorprender cuando se consideran dos realidades: una, que la colección completa tiene un coste de unos 1.200 euros -la suscripción a la versión digital cuesta 80 euros al año-; y dos, que uno de cada diez niños británicos, por ejemplo, cree que una enciclopedia es un condimento para cocinar. «La edición en papel de la enciclopedia era cada vez más difícil de mantener y no era el mejor elemento físico para distribuir la calidad de nuestra base de datos y la de nuestra edición», explicó ayer su presidente, Jorge Cauz. Este cubano de origen subrayó que la Británica no ha sido, como han querido ver muchos, asesinada por la Wikipedia: «Nosotros fuimos uno de los primeros en asomarnos a la edición digital hace ya veinte años y hemos sabido adaptarnos a las novedades tecnológicas». De hecho, tiene una versión en cedé.

Pero la realidad es que la venta de la enciclopedia sufrió un ininterrumpido descenso desde que Microsoft lanzó en 1993 Encarta. En la actualidad, el 45 % de los jóvenes de entre seis y quince años nunca han utilizado una enciclopedia en papel, frente al 76 % que han usado la Wikipedia.