Para qué ser alguien si puedes suplantar a otro en Twitter

Ojo con los falsos famosos. Se cuelan en las redes sociales confundiendo a sus usuarios, que se creen todo lo que dicen convencidos de que siguen a sus verdaderos ídolos


Redacción / La Voz

En las redes sociales no todo es lo que parece, es más, casi nada lo es. El caso es que la mayoría de los usuarios las utilizan tan a menudo que ya, acostumbrados a ellas, dan por hecho que la información que les llega de otros usuarios es veraz. Lo que dice Twitter va a misa. Los tuits y, en menor medida, los mensajes del muro de Facebook se absorben de forma rápida, leídos de una sola ojeada y recibidos como una idea fugaz, y así, al final, resulta complicado distinguir qué es real de toda la avalancha de información que nos llega y quién se esconde detrás de un nombre de usuario o un avatar. Carne de cañón para aquellos que, por aburrimiento o ganas de llamar la atención, se ponen en la piel de famosos, crean perfiles falsos y se dedican a suplantar su identidad y recopilar largas listas de seguidores.

Estos perfiles falsos se suelen denominar fakes y, a pesar de que no se les echa en falta en ninguna de las redes sociales más populares, Twitter es su blanco más fácil. Y eso, teniendo en cuenta, que el sitio de microblogging cuenta con un servicio de autentificación de cuentas, a través del cual los «famosos» pueden verificar que son ellos los que gestionan sus perfiles. Una vez que Twitter comprueba que detrás de los mensajes de Guti, por ejemplo, está realmente el jugador de fútbol, su cuenta incorporará un símbolo azul, dándola por auténtica. A pesar de que parece un procedimiento fácil, no lo es. Hecha la ley, hecha la trampa. Y, además, desde hace un tiempo la red tiene desactivado este servicio, estando únicamente disponible para nuevas cuentas cuya creación se gestiona directamente por Twitter. Mientras, los famosos de pego se han desatado abriendo la veda a los 160 caracteres.

No se libra ni uno. Del mundo de la política, la televisión, el cine o la música. Los dobles virtuales lo único que hacen es confundir a los usuarios que, después de ser testigos de graciosos episodios tuiteros protagonizados por personalidades reales -como David Bisbal o Alejandro Sanz-, deben hacer un importante esfuerzo para distinguir quién mueve los hilos de los perfiles a los que siguen. El ministro de economía, Luis de Guindos, ha sido la última víctima de este tipo de engaño. Hace unos días, Intereconomía utilizó en uno de los titulares de su web -«El Gobierno anuncia la modificación del IBI sobre los bienes de la Iglesia»- una información publicada en la supuesta cuenta de Twitter del ministro (@deguindosluis). De Guindos nada tenía que ver con este perfil, pero ante lo rápido que se corrió la noticia, el Ministerio de Economía se vio obligado a difundir un comunicado oficial desmintiéndolo y aclarando que cualquier mensaje en su nombre en la red social era «radicalmente» falso.

Algo parecido le ocurrió a Vargas Llosa. Sucedió hace más o menos un mes, después de que el Gobierno ofreciese al escritor el puesto de presidente en el Instituto Cervantes. Mientras los periodistas y los curiosos esperaban expectantes su respuesta, nació en la red social una nueva y sospechosa cuenta bajo el nombre del novelista en la que un falso Vargas Llosa comunicaba mediante un tuit que aceptaba orgullosos el ofrecimiento de Cultura para presidir la institución cultural. Sin embargo, en este caso, la historia no coló y se quedó en una anécdota más.

Pío García Escudero no corrió la misma suerte. Un impostor se dedicó, durante un tiempo, bajo el nombre de @Garcia_Escudero a difundir información de mal gusto y escatológica sobre el político, que estudió emprender acciones legales sobre el asunto. Y, del mismo modo, también se la jugaron a Montoro. Su doble en la red social, un perfil ya desactivado, alcanzó los 3.000 seguidores con mensajes tales como «El Gobierno podrá cambiar la Ley de Estabilidad siempre en la línea del pacto constitucional de agosto» o «Una ruptura con los sindicatos para la reforma laboral podría ser catastrófica».

Como ellos, Mario Casas -@MarioCasasSierr (falso)@mario_casas_ (verdadero)-, Leo Messi, Calamaro -@andres_calamar (falso)-, Dani Martín -@dani_martín_ (falso) @_danielmartin_ (verdadero)-, Mario Vaquerizo ?@vaquerizoficial (falso)- o Sabina -@JoaquinSabinaok (falso)- han descubierto que no son únicos en el universo virtual y que algunos de sus fakes han conseguido reunir incluso más seguidores que ellos mismos. Eso en el caso de que sean adeptos a la red social, porque alguno incluso, como Sabina, Messi o Vaquerizo, ni siquiera han contado nunca con una cuenta en el microblogging.

Si te hacen reír, entonces sí

Los hay que, ya metidos en el tema, optan por la opción del humor, la parodia y la ironía, y acaban derivando en tuiteros que ya se han hecho famosos en sí mismos. Espeonzaguirre, LaDuquesaDeAlba, Lawinehouse o CarmenLomana son algunos de los más populares. Pero los miembros de la familia real tampoco se libran. De todos ellos, el único que cuenta con un perfil verdadero en Twitter es Iñaki Urdangarín (@iurdangarin), que lleva sin actualizar su cuenta desde el 4 de noviembre. Mientras, los falsos miembros reales se disputan el liderazgo en la red social con mensajes tan ingeniosos como @ReyJuanCarlosI: «Empiezo a llamarte "reina" en la primera cita», @FelipedeBorbon_ :«Esta noche cenarraca con la family. Invitáis vosotros» o @Infanta_Leonor: «Ánimo plebeyos!!! Ya estáis un cuatrimestre más cerca de hacer cola en el INEM».

Este tipo de perfiles suelen resaltar en su descripción que son no son perfiles verdaderos y sus tuits, en lugar de confundir y engañar, son ingeniosos, con una relación directamente proporcional entre las sonrisas que arrancan y los seguidores que acumulan.

«Fakes» en Facebook

El caso de Facebook es similar al de Twitter. La red social está plagada de impostores que se ocultan tras nombres falsos. Sin embargo, al menos los famosos estadounidenses podrán dormir tranquilos a partir de ahora gracias a un nuevo servicio que la red social pondrá en marcha próximamente para comprobar la autenticidad de su perfil. Por ahora esta función se probará solo en Estados Unidos, según informó la compañía fundada por Mark Zuckerberg.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

Para qué ser alguien si puedes suplantar a otro en Twitter