¿Un ordenador o una consola?

Sony presenta dos dispositivos para competir con el iPad, pero uno de ellos recuerda más a la Nintendo DS.


Todos los dispositivos se fusionan y cada uno de ellos permite realizar funciones específicas de otros. Pero, por primera vez, su aspecto físico también se confunde: no es novedad el gran parecido que comparten aparatos como el iPad de Apple o la Samsung Galaxy Tablet. Es similar a estos dos modelos el nuevo competidor que les acaba de salir y que firma Sony: la S1 tiene una pantalla de 9,4 pulgadas y está diseñada especialmente para disfrutar en ella de contenidos multimedia. Pero ninguno de estos tres dispositivos que se disputan el mercado de las tabletas guarda una semejanza externa con la segunda propuesta de la marca nipona; es más, el modelo S2 se parece más a una consola portátil, y más concretamente a la popular Nintendo DS que a cualquier otro aparato. Y es precisamente su formato lo que más llamó la atención en el día de su presentación, el pasado martes. Esta Sony Tablet tiene dos pantallas táctiles de 5,5 pulgadas que pueden cerrarse para facilitar su transporte. En su cubierta, se observa una cámara circular, muy similar a la consola portátil más vendida.

Pero además, en este formato está precisamente su gran apuesta: permitir que el usuario pueda darle a su tableta dos usos de forma simultánea, como reproducir un vídeo en una y desplegar los botones de control en otra. No obstante, ambas pantallas se pueden fusionar en una para permitir una visualización más amplia de una página web o de un texto electrónico.

Por dentro, las dos nuevas tabletas de Sony, que estarán a la venta en España a partir de octubre, también son bien parecidas a muchos de sus competidores, como Samsung: llevarán incorporada la última versión de Android, un sistema operativo diseñado por Google específicamente para dispositivos pequeños. A través de la conexión wifi o la 3G, el usuario podrá disfrutar de contenidos digitales mediante una red propia de Sony, la misma que ya utilizan los jugadores de las consolas PlayStation 3 y PSP. De nuevo, consolas y tabletas comparten funcionalidades y servicios.

Pero esta fusión entre aparatos va más allá: a través de las tabletas de Sony el usuario podrá controlar otros dispositivos. Lo hace gracias a la tecnología infrarroja y funciona como un mando a distancia universal para varios equipos audiovisuales, eso sí, todos tienen que ser de la misma marca: encender el televisor Bravia, escuchar música mediante unos altavoces inalámbricos o bajar el volumen.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

¿Un ordenador o una consola?