La tecnología también se apunta a la moda retro

Dispositivos con las mejores prestaciones, pero que recuperan la tendencia estética de los sesenta.


Lo retro nunca pasa de moda. La ropa, la música y también la tecnología. Un paseo por cualquier tienda de electrónica permite observar una tendencia que ya es habitual: el diseño cobra cada vez más importancia. Se aprecia en el cambio del color, los aparatos tecnológicos ya no son blancos o negros y de hecho los fabricantes suelen sacar varias versiones de un mismo producto; también se ve en la reducción de las dimensiones, productos pequeños y ligeros fáciles de transportar. Pero además, muchos dispositivos intentan simular objetos del pasado.

Cámaras de ayer

La tendencia retro invade los modelos de cámaras fotográficas. Por detrás todas escoden una pantalla que hace recordar que no se trata de un modelo réflex antiguo con el que la imagen solo se puede ver por un visor. Pero por delante son prácticamente iguales que aquellos modelos de los años sesenta. Un ejemplo es la PowerShot G12 que Canon sacó a la venta el pasado septiembre. Basada en la mítica serie G, su estilo tradicional recuerda a las máquinas de carrete y ofrece un acceso sencillo a los controles, pero consigue imágenes de gran calidad. El modelo más retro de Panasonic es una compacta que poco tiene de antigua en su interior. Entre otras novedades, la Lumix DMC-Lx5 permite capturar un campo de visión unas 213 veces mayor que una cámara de 35 milímetros. Y Olympus cuenta con varias fundas de cuero que recuerdan a tiempos pasados y que permiten mantener intacto el material fotográfico.

Y si alguien creía que los televisores de tubo ya no están de moda, pueden pasarse por la página web del fabricante italiano Brionvega, dedicado a tecnología de diseño. Su modelo de portátil Algol quedaría bien en una casa de estética sesentera pero, eso sí, como todo objeto de culto, no está hecho para todos los bolsillos.

Un dispositivo muy de moda en los últimos años es el amplificador para reproductores de música. Altavoces que se colocan en cualquier hueco y ofrecen una calidad de sonido envidiable. La industria ha visto en ellos un filón y se comercializan modelos de variadas formas y colores. También predominan las radios basadas en modelos antiguos, donde solo la pantalla digital indica que se trata de un modelo de hoy. Sony, por ejemplo, cuenta con una radio despertador cuadrada y voluminosa, que combina madera y metal, pero que emite un sonido estéreo impecable.

Y otro de los objetos que pueden hacer retroceder varias décadas en el tiempo son los teléfonos con los números en espiral. El de Sagemcom no es rojo, pero rememora a aquellos modelos antiguos, si no fuera por su pantalla digital, porque tiene marcación táctil y porque su auricular es inalámbrico.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Tags

La tecnología también se apunta a la moda retro