La UE estudia terminar con el anonimato de los blogueros con la implantación de un documento de identidad

La eurodiputada socialista estonia Marianne Mico ha propuesto la medida, que se votará en el Parlamento Europeo en septiembre.


«No consideramos los blogs una amenaza, pero es cierto que están en posición de contaminar considerablemente el ciberespacio». Este es el argumento planteado por la eurodiputada estonia Marianne Mikko para pedir que la Unión Europea regule las bitácoras que los ciudadanos europeos creen en Internet.

Mikko ha sido la encargada de elaborar un informe sobre concentración y pluralismo de los medios en la Unión Europea, en el que recomienda que se aclare el «estatuto jurídico de las diferentes categorías de autores y editores de blogs y que se divulguen sus intereses y sus declaraciones de intenciones».

A pesar de que, por ahora, se trata solo de una propuesta, que será debatida y votada por el pleno de la Eurocámara en el mes de septiembre y que, de ponerse en marcha, no será más que una recomendación, la noticia ha creado un gran revuelo en la Red y, sobre todo, en una gran cantidad de blogs. La idea general que se desprende de ellos es que la UE, con esta medida, terminará con el anonimato en Internet, algo que es precisamente uno de los muchos atractivos que ofrece.

¿Y a cuántos usuarios afectaría? Según datos de Technorati, el motor de búsqueda de Internet más importante de blogs, en la actualidad existen 112, 7 millones de bitácoras, que van creciendo a un ritmo de unos 120 al día.

Para la ponente, «existe una confusión inmensa» provocada por la gran cantidad de blogs existentes, y que generan un alto grado de confianza entre el público. «Para que siga siendo así necesitamos una marca de calidad, que se aclare quién escribe y por qué», añade. No opina lo mismo el eurodiputado belga del Partido Popular Europeo, Ivo Belet, opina que tanto estas páginas web como el contenido generado por su usuarios constituyen una «animada y fresca contribución al panorama mediático», por lo que «no deben ser restringidos»; pero puntualiza: «hay determinados asuntos de tipo legal que exigen una solución adecuada».

Por su parte, el liberal alemán Jorgo Chatzimarkakis explica que «no se puede considerar a los blogs una amenaza de forma automática», pero alerta de que pueden ser utilizados «por grupos de presión o empresas para hacer circular sus mensajes», por lo que considera que las bitácoras digitales son «un potente instrumento» que podría «llegar a percibirse como una amenaza al pluralismo».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos

La UE estudia terminar con el anonimato de los blogueros con la implantación de un documento de identidad