El tren del puerto de A Coruña va a Bruselas

La construcción del enlace ferroviario a punta Langosteira costará más de 150 millones de euros


A Coruña

El tren al puerto exterior de punta Langosteira ya cuenta con una ficha propia en la propuesta que el Gobierno central enviará esta semana a Bruselas para optar a los fondos de reconstrucción Next Generation, con los que se financiará la infraestructura.

Está previsto que las obras superen los 150 millones de euros de presupuesto, y que faciliten la plena operatividad de la dársena, al conectar las instalaciones de los distintos concesionarios con la red ferroviaria general.

La previsión del Gobierno, según señaló el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, cuando confirmó que el tren optaría a los fondos de la UE, es que en julio se confirme la viabilidad de esas ayudas, de forma que la obra se licite «de inmediato», lo que en términos administrativos se traducirá en el próximo otoño.

En principio, los fondos serán otorgados a Puertos del Estado, aunque la obra será ejecutada por el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) y, una vez terminada, la titularidad de la línea y su gestión pasarán a la Autoridad Portuaria de A Coruña.

El delegado del Gobierno, José Manuel Miñones, y la alcaldesa, Inés Rey, analizarán hoy esa documentación en la primera reunión que mantendrán tras el nombramiento del primero. 

El consejo del Puerto

El enlace ferroviario también fue uno de los temas tratados ayer en el consejo de administración del Puerto. Su presidente, Martín Fernández Prado, informó de que en las últimas semanas se han intensificado los contactos con Puertos del Estado y el ADIF con el objetivo de completar la tramitación del proyecto y agilizar la licitación de los trabajos.

Desde la Autoridad Portuaria destacaron el papel que jugó el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, para desbloquear la infraestructura en sus reuniones con el ministro de transportes el 10 de marzo y el 9 de abril. En ese último encuentro, celebrado en Santiago con presencia también de Fernández Prado e Inés Rey, José Luis Ábalos confirmó que el proyecto se presentaría a los Next Generation.

El proyecto, como era previsible, ha requerido una amplia colaboración institucional, dado el papel que jugarán Puertos del Estado y el ADIF en su ejecución.

La línea ferroviaria, de 6,5 kilómetros de longitud, permitirá el traslado a Langosteira de las empresas que operan desde el muelle de San Diego, por lo que facilitará la liberación de ese muelle y, a finales de esta década, su apertura a los ciudadanos. 

La clave urbanística

La obra no era clave solo para el puerto exterior -que corría el riesgo de ser el único de la península, con la sola excepción de Motril, que carecía de ese servicio-, sino que también lo es para el futuro urbanístico de la ciudad. El puerto exterior ha posibilitado la recuperación de los muelles de Batería y Calvo Sotelo, que abrirán, el primero este verano y el segundo la próxima primavera, a los ciudadanos.

Esas dos dársenas tiene una superficie equivalente a ocho veces la plaza de María Pita. Pero la futura liberación de San Diego abre la puerta a una auténtica transformación de la ciudad, ya que es casi cuatro veces y media más grande, y podría albergar el casco histórico de Betanzos y sus alrededores. Ese muelle abre la posibilidad de rediseñar el centro de la ciudad, pero el modelo que se seguirá para urbanizarlo todavía no está definido.

Hay tiempo para hacerlo, no será posible recuperar el muelle de San Diego hasta que el tren esté terminado. Su plazo de ejecución es de 50 meses, suponiendo que no se produzcan imprevistos. Es difícil descartar que aparezcan, ya que gran parte del trazado -5,2 de los 6,5 kilómetros- discurrirá bajo tierra.

El Puerto afirma que puede iniciar ya la obra de Batería de acuerdo al plan de la Xunta y ofrece cofinanciar la reforma

La Autoridad Portuaria «está preparada para asumir de forma inmediata la redacción del proyecto de urbanización del muelle de Batería y licitar la obra», anunciaron ayer fuentes de esa institución, que plantea iniciar los trabajos en ese muelle en el 2022 y terminarlos al año siguiente.

Esos plazos concuerdan con los planteados por la Xunta en su hoja de ruta para urbanizar Batería y Calvo Sotelo. El presidente de la Autoridad Portuaria, Martín Fernández Prado, considera que esa propuesta «es beneficiosa para el Puerto y la ciudad», y añadió que están dispuestos a colaborar en la financiación de los trabajos con una aportación de entre 2,9 y 5,8 millones de euros. Esa cifra se sumaría a los 20,2 millones ofrecidos por la Xunta, que ha dejado abierta la posibilidad de contribuir además al soterramiento del tráfico en la Avenida do Porto. En total, con esa obra, la remodelación de los muelles costará 57,7 millones.

La Xunta ha invitado al Ayuntamiento y la Diputación a sumarse a su hoja de ruta y a hacer aportaciones económicas para desarrollar todo el proyecto, que de acuerdo a su calendario estará concluido a mediados del 2026.

De esos 57,7 millones, 26 corresponden al precio del suelo de Calvo Sotelo. Esa cantidad sería, por lo tanto, ingresada por la Autoridad Portuaria, aunque los terrenos seguirían quedando en manos de entidades públicas. 

La solución para la deuda

Los fondos extra permitirían al Puerto aligerar la deuda de 300 millones que arrastra por la construcción del Langosteira. La entidad está, de hecho, negociando un nuevo calendario de pagos con Puertos del Estado hasta el 2045. Los citados 26 millones permitirán abordar las amortizaciones del período 2022-2026.

Esa es, de hecho, la solución planteada por Puertos del Estado, cuyo presidente, Francisco Toledo, ha rechazado la posibilidad de condonar la deuda, pero sí planteó la posibilidad de modificar las condiciones si se rentabilizan los activos que tiene disponibles la Autoridad Portuaria.

Por otra parte, la hoja de ruta de la Xunta plantea crear una nueva entidad pública que gestione la apertura de los muelles. La aportación de la Autoridad Portuaria a la obra le permitiría participar en esa entidad, ya que además la liberación de los terrenos deberá ejecutarse de forma coordinada con la actividad portuaria que se mantenga allí.

Por esos motivos, la Autoridad Portuaria pidió al Ayuntamiento y la Diputación que expongan su opinión sobre el plan de la Xunta y su disposición a colaborar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El tren del puerto de A Coruña va a Bruselas