Patrocinado por

La descarbonización ordenada por el Gobierno obliga a revisar la viabilidad del tren a Langosteira

Xosé Vázquez Gago
Xosé Gago A CORUÑA

PUERTOS

ANGEL MANSO

Fernández Prado afirma que la rentabilidad supera la requerida por el ministerio

26 feb 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Los representantes del Gobierno en la cumbre sobre el puerto celebrada el martes insistieron en que es preciso demostrar la viabilidad del enlace ferroviario de punta Langosteira para que opte a fondos europeos. Pero paradójicamente es la propia política de descarbonización que ha impulsado el Gobierno central la que obliga a volver a demostrar la viabilidad de la obra. Así lo señaló el presidente de Puertos del Estado, Francisco Toledo, en la rueda de prensa posterior a la cumbre celebrada en María Pita, cuando dijo que la planificación anterior se desarrolló teniendo en cuenta el tráfico de carbón, por lo que ya no sería válida en la actualidad.

El movimiento de carbón, que suponía más de 1,2 millones de toneladas anuales, cayó a cero tras la decisión del Ejecutivo central de cerrar la central de Meirama, a la que se dirigía la práctica totalidad del combustible. Otra parte, muy pequeña, se enviaba a otra central ubicada en Ponferrada, pero también echó el pestillo como consecuencia de los planes para la descarbonización.

Así, a la pérdida de 220 puestos de trabajo directos y unos 300 indirectos -según los sindicatos- provocados por el cierre de Meirama; la comarca de A Coruña suma una amenaza inmediata para el desarrollo de su sector industrial en forma del cuestionamiento del enlace ferroviario por parte del Gobierno central. Unas dudas derivadas de un proceso de desindustrialización que viene de atrás, pero que se ha acelerado con la descarbonización impulsada en la actual legislatura. A esa crisis se suma la del sector electrointensivo -la antigua Alcoa-, que el actual Ejecutivo se comprometió a resolver, pero que por ahora se ha traducido en el parón del transporte de alúmina en el puerto coruñés, que llegó a aportar hasta 125.000 toneladas anuales a su balance.