Patrocinado porPatrocinado por

La descarga de calamar abre nuevas vías de actividad en el muelle pobrense

Ana Gerpe Varela
A. Gerpe RIBEIRA / LA VOZ

PESCA Y MARISQUEO

A las 1.150 toneladas del recién llegado buque Falcón, visitado por Alfonso Villares, se sumarán en las próximas semanas 1.450 de otros dos barcos

23 may 2024 . Actualizado a las 20:03 h.

Tras un largo período de parón, la actividad del muelle comercial de A Pobra se ha reactivado de manera significativa, y no únicamente con la llegada de pesqueros y mercantes cargados de túnidos congelados. A estos acaba de unirse el Falcón, un buque arrastrero que ha cruzado el Atlántico desde Montevideo para descargar en la localidad 1.150 toneladas de calamar capturado en Malvinas. No será el único, porque en las próximas semanas está previsto el atraque de otras dos embarcaciones, con 800 y 650 toneladas cada una, también de cefalópodo.

La mercancía que está alijándose tiene como destino la planta frigorífica Frigonor Coldstore, del Grupo Suflenorsa, con sede en Vigo. La saturación de su zona de desembarque habitual es lo que motiva la elección de A Pobra, un aspecto que la Consellería do Mar considera que puede suponer un punto de partida para la consolidación de este tipo de descargas.

Precisamente, la llegada del Falcón propició que fuera visitado ayer por la tarde por el conselleiro de Mar, Alfonso Villares, quien destacó las mejoras en la habitabilidad y seguridad en los buques gallegos, así como sus efectos en las condiciones de trabajo de los profesionales.

Moderno y grande

El Falcón es uno de los pesqueros gallegos más grandes y modernos, diseñado y construido en el astillero de Nodosa.

Tiene 75 metros de eslora y 14 de manga. Cuenta con alta tecnología, optimización de capturas y mejoras en el confort y seguridad de los integrantes de la tripulación, aspectos que le fueron explicados a Villares. Durante la visita estuvo acompañado por la delegada provincial en A Coruña, Belén do Campo.

Desde la consellería también destacaron la actividad del grupo vigués Suflenorsa, indicando que actualmente está en fase de consolidación su sala de elaborados. Con más de 8.000 metros cuadrados de superficie, las instalaciones de la planta Frigonor Coldstore cuentan con un elevado grado de eficiencia energética gracias a la instalación de un parque fotovoltaico.

En este sentido, fuentes de Mar señalan que las empresas del grupo recibieron ayudas autonómicas desde el 2009 por valor de siete millones.

En el último par de años, otros tres barcos con calamar han descargado en la comarca.