Patrocinado porPatrocinado por

Solo cinco kilos de raya mosaico por barco y día en el litoral español

Somos Mar REDACCIÓN / LA VOZ

PESCA Y MARISQUEO

Subasta de rayas en la lonja de Cambados, en mayo del 2020
Subasta de rayas en la lonja de Cambados, en mayo del 2020 MARTINA MISER

El ministerio prevé un cierre preventivo de esta pesquería y confía la gestión del resto de rayas a la flota

31 ene 2024 . Actualizado a las 04:45 h.

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación también reconoce que son insuficientes para las necesidades de la flota española los 25.000 kilos de raya mosaico (Raja undulata), que como máximo puede capturar este año en el litoral nacional. Solo 10.000 kilos desde la frontera con Francia hasta Fisterra, zona 8c, y 15.000 de ahí al golfo de Cádiz, zona 9a.

Demostrado su alto nivel de supervivencia si se devuelve al mar una vez capturada, la raya mosaico se libra de la obligación de desembarque y, por tanto, no hay riesgo del tan temido estrangulamiento, la posibilidad de provocar el amarre de la flota si se agota el cupo.

Solo para capturas accesorias, el ministerio propone en la 8c un máximo de 5 kilos por barco y día a los arrastreros y a los palangreros de fondo y 10 al resto de modalidades. Y en la 9a mantiene los 5 kilos para todos los pesqueros del censo del Cantábrico noroeste y para los arrastreros españoles que faenan en Portugal. Para los de golfo de Cádiz lo eleva a 10 kilos. Y advierte: solo se podrán descargar enteras o evisceradas.

Además, en una decisión que aún es definitiva, Pesca prevé «un cierre preventivo de la pesquería de la raya mosaico entre finales del primer trimestre de 2024 (marzo-abril) hasta el mes de noviembre». Eso sí, teniendo en cuenta las capturas y pensando en que la flota de litoral «pueda disponer de cuota de cara a los últimos meses de la campaña y obtener una mejor rentabilidad de las capturas».

En cuanto al resto de rayas, la flota española de litoral puede capturar este año 1,72 millones de kilos, 17.000 kilos más que el año pasado. Por su alta supervivencia si se devuelve al mar después de capturarla, tampoco está sometida a la obligación de desembarque. Como desde el 2022 la flota autorizada a pescarlas «ha venido autogestionando las capturas sin necesidad de medidas» como topes de captura o cierres preventivos, Pesca no adopta ninguna en este 2024.