Patrocinado porPatrocinado por

Más vedas a toda la pesca de fondo «asfixiarán» a la flota de litoral española, alertan las cofradías

S. Serantes REDACCIÓN / LA VOZ

PESCA Y MARISQUEO

De izquierda a derecha, Basilio Otero, Iván Pérez, Virginijus Sinkevicius, Manuel Fernández, Torcuato Teixeira y Adolfo García, en Bruselas, en la reunión entre la Federación Nacional de Cofradías de Pescadores y el eurocomisario de Medio Ambiente, Océanos y Pesca
De izquierda a derecha, Basilio Otero, Iván Pérez, Virginijus Sinkevicius, Manuel Fernández, Torcuato Teixeira y Adolfo García, en Bruselas, en la reunión entre la Federación Nacional de Cofradías de Pescadores y el eurocomisario de Medio Ambiente, Océanos y Pesca C.E.

Dirigentes de la FNCP le explican a Sinkevicius que aumentarlas de 87 hasta 115 incluso puede «abocar á desaparición a algún pobo» del noroeste

08 nov 2023 . Actualizado a las 04:46 h.

Por segunda vez este año y por tercera desde que Virginijus Sinkevicius es eurocomisario de Medio Ambiente, Océanos y Pesca, este martes recibió en Bruselas a Basilio Otero, presidente de la Federación Nacional de Cofradías de Pescadores (FNCP), y a tres vicepresidentes y al asesor jurídico de esa entidad. Una hora de reunión, descontado el tiempo de traducción porque no era simultánea, en la que los dirigentes de los pósitos le advirtieron de que aumentar a 104 o 115 las 87 zonas vedadas a la toda la pesca de fondo «asfixiará» a la flota de litoral española e incluso puede «abocar á desaparición a algún pobo do noroeste», resumió Otero.

Como ejemplo, la delegación de las cofradías españolas puso la localidad asturiana de Cudillero, donde la flota palangrera es uno de los pilares de su economía y su sociedad. El eurocomisario y sus asesores se sentaron frente a la delegación encabezada por Otero, quien acudió completamente vestido de negro, el color del luto o duelo, e integrada por Adolfo García, Manuel Fernández e Iván Pérez, presidentes de las federaciones de cofradías de Asturias, Andalucía y Mediterráneo, y por Torcuato Teixeira, letrado de la FNCP. Estos le repitieron el mensaje unánime de los pescadores de España, Portugal, Francia e Irlanda: comparten la necesidad de proteger los ecosistemas marinos vulnerables, pero no como lo ha hecho la Comisión Europea.

De las 87 actuales hasta 115

Trece meses después de cerrar 16.419 kilómetros cuadrados de caladeros, en fondos de entre 400 y 800 metros, a propuesta de los científicos del Consejo Internacional para la Exploración del Mar (ICES, por sus siglas en inglés), la Comisión decidirá si aumenta a 104 las áreas vedadas, una superficie total de 9.752 kilómetros cuadrados que incluiría cerrar 54 zonas en el noroeste y el suroeste español, y 50 en la fachada atlántica francesa e irlandesa. La otra opción abarca 14.344 kilómetros cuadrados, con 62 cotos en la península ibérica y 53 en el resto. En menos espacio que ahora, perjudicarán más a la flota española de litoral, le recalcaron los dirigentes de los pósitos españoles, pero también a la de Gran Sol. «Salpica máis, va a ser peor o remedio que a enfermidade», lamenta el presidente de la FNCP rebatiendo el argumento del eurocomisario sobre la reducción del espacio total.

Basilio Otero también relató que a Sinkevicius le transmitieron otra crítica, ignorada por la Comisión aunque es una advertencia reiterada por científicos del ICES y por otro órgano consultivo como el Comité Científico, Técnico y Económico de la Pesca (STEFC, por sus siglas en inglés). Bruselas veta toda la pesca de fondo basándose en la única información científica disponible, la del impacto de artes móviles como el arrastre. Sin saber si impactan ni cuánto, la extiende a métodos de pesca «sostibles, como o palangre, pero ademais prexudica a outros estáticos, como a volanta», en palabras del presidente de la FNCP.

Este aseguró que Sinkevicius sostuvo que la justificación es porque se prohíbe cualquier aparejo en contacto con el fondo marino que se proponen preservar. Aún así, a ocho meses de las elecciones al Parlamento Europeo que precederán a la renovación de la Comisión, el eurocomisario comentó que están analizando «outros informes» sobre las vedas. Dicho eso, precisó que la Comisión propone, pero la decisión es colegiada, con la Eurocámara y el Consejo Europeo, en las negociaciones de los trílogos.

El Reglamento de Control de Pesca y la Ley de Restauración de la Naturaleza

Ante Sinkevicius y parte de su equipo hablaron los cinco dirigentes de la FNCP, intervenciones de cinco minutos para cada uno que les permitieron exponer otras preocupaciones de la pesca española. Una de ellas, el Reglamento de Control de la Pesca, que entra en una nueva era con un control digital más estricto. Si bien en el sector declaran «ser conscientes de que a mellor forma de ter as mellores evaluacións científicas de defender os nosos intereses pasa por ter a maior información da forma máis inmediata», a Sinkevicius le insistieron en la conveniencia de tener en cuenta las particularidades de las zonas y de las distintas artes que emplean. 

Según Basilio Otero, el eurocomisario considera que España «está na vangarda» comunitaria en control y lucha contra la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada, por lo cual cree que no habrá problema en la aplicación del Reglamento de Control. Discrepan las cofradías y, como ejemplo, exponen que de los casi 8.000 pesqueros españoles que deberán incorporar la geolocalización obligatoria como muy tarde antes del 2030, en la bajura «hai menos de cen probando a aplicación no teléfono móbil». De ahí que reclamen apoyo y tiempo para adaptarse a las nuevas exigencias.

En cuanto a la Ley de Restauración de la Naturaleza, que este miércoles será debatida en los trílogos por representantes de la Comisión, del Consejo Europeo y de la Eurocámara, las cofradías españolas le preguntaron a Sinkevicius cuáles puede ser su impacto en la pesca. «Di que en teoría non debería supoñer nada novo porque as normas xa están na Política Común de Pesca, pero non é a impresión», apuntó Basilio Otero.