Patrocinado por

Pesca, algo continúa en Celeiro

Uxio Labarta
Uxío Labarta CÓDEX FLORIAE

PESCA Y MARISQUEO

PEPA LOSADA

01 dic 2022 . Actualizado a las 04:55 h.

Las jornadas de pesca de Celeiro son noticia repetida desde hace veintiséis años, lo que las hace una noticia mayor, quizá insólita en Galicia. Concebidas como una oportunidad para la reflexión desde la singular capacidad conceptual y organizativa de Puerto de Celeiro bajo la coordinación de la cofradía de pescadores Santiago Apóstol.

Las recientes jornadas han sido un parteaguas en la singular y compleja situación en la que se desenvuelve la pesca española actualmente, condicionada por el reglamento de ejecución de las vedas en 87 áreas para la pesca de fondo, incluido el palangre, parejo al avance imparable de las ONG ambientalistas, grandes lobis conservacionistas que consideran la pesca como la gran amenaza para la conservación de la naturaleza. Desarrollando campañas y estrategias con evidente éxito, como se ha comprobado en las 87 vedas y en la prohibición de la quenlla en la reciente reunión en Panamá de Cites, la convención sobre comercio internacional de especies amenazadas.

En Celeiro, Javier Garat e Iván López —dirigentes de las grandes organizaciones pesqueras como Cepesca o la Alianza Europea de la Pesca— reflexionaron y enfrentaron a los armadores con su realidad. Reivindicando una estrategia activa y potente de comunicación y confrontación, desde sus datos reales, —la mejor ciencia—, frente a las organizaciones conservacionistas que actúan con escasos datos y amplias campañas de comunicación.

Hace veintiséis años la revista Industrias Pesqueras, dando noticia de los cambios iniciados en la pesca de Celeiro, y de las primeras jornadas, titulaba un reportaje «Algo se mueve en Celeiro». Coincidía entonces con la iniciativa innovadora de la cofradía Santiago Apóstol, en desarrollo de la ley de cofradías de la primera etapa de López Veiga en Pesca, a la que se sumaron algunas otras cofradías —de vocación más artesanal y marisquera— como la cofradía San Xulián de A Illa de Arousa. Una ley que obligaba a las cofradías a diferenciar en su seno la gestión de la producción de aquella otra de orientación o administrativa. Muchas de las cofradías o todavía no dieron ese paso, o lo minimizaron dividiendo su organigrama en las dos secciones, pero con la misma estructura. Celeiro, sin embargo, constituyó en 1994 la OPP-Celeiro, bajo la fórmula de sociedad anónima, que hoy ha dado lugar al grupo Puerto de Celeiro SA, con sus empresas asociadas, incluida una organización de productores, y la Illa de Arousa creó por entonces la organización de productores OPP 20. Estas iniciativas de introducir organizaciones económicas en las cofradías han sido escasamente seguidas, y aún hoy son uno de los factores limitantes en la gestión eficaz de nuestros mares de cerca. Por más que algunas otras cofradías se hayan sumado a esa iniciativa con evidente éxito. Que continúa en Celeiro. Mares de futuro.