Patrocinado por

Las facilidades al voto emigrante, nuevo menosprecio a los embarcados

Aetinape

PESCA Y MARISQUEO

Pesqueros atracados en Burela, en una foto de archivo
Pesqueros atracados en Burela, en una foto de archivo PEPA LOSADA

13 jun 2022 . Actualizado a las 09:58 h.

El tradicional agravio comparativo entre ciudadanos flotantes y quienes pisan firme, de nuevo en la agenda política.

La feliz unanimidad de la clase política española sobre la eliminación de trabas al voto a los españoles en el exterior pone una vez más de manifiesto la nula importancia que la población embarcada tiene en nuestro país: ni una sola referencia a que la gente del mar pueda ejercer ese derecho con cierta facilidad.

 Todos celebran la posibilidad de votar desde otra parte del mundo, pero nadie recuerda que miles de personas embarcadas tienen negado ese derecho al no poder ejercerlo desde la mayoría de los buques mercantes y de pesca, pese a que hoy por hoy existen mecanismos tecnológicos para hacerlo con las suficientes garantías y simplemente habría que habilitarlas.

 Desde hace 40 años, Aetinape viene tratando de situar este tema en la agenda mediática y política, sin que nadie preste la más mínima atención al asunto. Se dan paradojas como que muchas personas que ni siquiera conocen el municipio donde nacieron sus abuelos pueden votar fácilmente en unas municipales, pero una persona laboralmente activa, con residencia fiscal y teórica en ese lugar, no tiene ninguna posibilidad de hacerlo, a no ser que la fecha electoral coincida de casualidad con su período de descanso.