Patrocinado por

El reglamento de Control encabeza la agenda de la Presidencia francesa de turno en materia de pesca

e. a. REDACCIÓN / LA VOZ

PESCA Y MARISQUEO

Martina Miser

El texto trae de cabeza a la bajura con las tabletas y sistemas de geolocalización que se les quieren imponer

17 ene 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

El primer Consejo de Ministros de Agricultura y Pesca (Agrifish) será más de agricultura que de pesca. Eso sí, la Presidencia francesa de turno expondrá en esta primera cumbre del año las prioridades del semestre en materia pesquera, con una agenda que encabeza el reglamento de Control de la Pesca, ese que trae de cabeza a la bajura con las tabletas y los sistemas de geolocalización que se le pretenden imponer e inquieta a los de barcos de más de 12 metros con las cámaras que la Comisión Europea se empecina en meterles a bordo para controlar si no descartan especies o si están contraviniendo la obligación de desembarque.

Ese reglamento, que está ahora en negociaciones a tres bandas (el trílogo que forman Consejo, Parlamento y Comisión), debería aprobarse en este semestre, por más que algunas disposiciones incorporen cláusulas de cadencia para su aplicación y entrada en vigor.

La Presidencia francesa también pondrá el foco en la revisión de la política pesquera común (PCP), para lo que propondrá un debate político para examinar cómo ha ido la implementación hasta ahora. Avanzar en la gobernanza de las aguas y cerrar los acuerdos de pesca sostenible con las islas Mauricio y Madagascar y Liberia son otros de los objetivos que se ha marcado la Administración francesa.