Patrocinado por

La campaña de la raya en Galicia y el resto del norte arranca sin topes de capturas

Somos Mar REDACCIÓN / LA VOZ

PESCA Y MARISQUEO

Una gran raya, de 14 kilos de peso, entre las capturas de un pesquero gallego (imagen de archivo)
Una gran raya, de 14 kilos de peso, entre las capturas de un pesquero gallego (imagen de archivo) S.

Aconsejan devolver al mar las que se pescan accidentalmente para aprovechar el cupo nacional

10 ene 2022 . Actualizado a las 07:11 h.

Antes del año pasado, las elevadas capturas de algunos buques provocaban cierres preventivos de la pesquería de raya en Galicia y el resto del Cantábrico. Sin embargo, en el 2021 el consumo «ha sido bastante bajo», hasta el punto de que ninguna de las flotas agotó los topes semanales. Por esa razón la Secretaría General de Pesca acaba de decidir iniciar el 2022 sin establecer cupos para las 1.590 toneladas de ese pez cartilaginoso.

Obviamente, esa resolución oficial «se irá revisando para actuar en consonancia y no hacer peligrar la cuota de España». La raya en el noroeste español no está repartida por modalidades ni por barcos, todos se nutren de la bolsa común. Para regular sus capturas, Pesca marcaba topes por flotas en función de la época del año o realizaba cierres precautorios. Este año, por evitar sobrepescas o por intercambiarla con otros países, se reserva el 2 % del cupo

La mosaico y la santiaguesa

Porque España solo dispone en este 2022 de 25 toneladas de raya mosaico, el Gobierno prohíbe la pesca dirigida a esa especie en todo el litoral atlántico gallego y en el conjunto del Cantábrico. Si los arrastreros capturan raya santiaguesa, deberán retenerla a bordo, desembarcarla y declararla. Y para aprovechar las 1.590 toneladas de rayas, recomienda al conjunto de la flota que si las captura accidentalmente y llegan «con evidentes signos de vitalidad», devolverlas al mar para que puedan sobrevivir.