Patrocinado por

Galicia pierde 5,5 millones de kilos de merluza fresca en Gran Sol y gana algo de rape y gallo

S. S. / E. A. REDACCIÓN / LA VOZ

PESCA Y MARISQUEO

Merluzas, palometas rojas, alfonsinos o cabras son algunas de las especies que captura en los cantiles la flota española más afectada, palangreros de fondo o pincheiros,  como este de la foto de archivo
Merluzas, palometas rojas, alfonsinos o cabras son algunas de las especies que captura en los cantiles la flota española más afectada, palangreros de fondo o pincheiros, como este de la foto de archivo C.

El pacto de cuotas compartidas entre la UE y el Reino Unido también recorta los cupos de jurel, cigala, besugo y maruca

22 dic 2021 . Actualizado a las 22:49 h.

Ni una sola mención a la sostenibilidad social y económica en el comunicado de la Comisión Europea sobre el reparto de las 65 cuotas de pesca compartidas con el Reino Unido. Aplicando «importantes principios de sostenibilidad y gestión, como el rendimiento máximo sostenible (RMS) y el enfoque de precaución», el pacto entre Bruselas y Londres supone perder la posibilidad de capturar en Gran Sol durante el 2022 más de 5,5 millones de kilos de merluza fresca, que se suman a los 400.000 kilos recortados a mediados de mes en el caladero nacional. Menos malos han sido en aguas comunitarias los resultados con el rape y con el gallo, donde gana 175.000 y 24.000 kilos, respectivamente.

Según la Comisión, el acuerdo «garantiza los derechos de pesca de las flotas» de las dos partes y se basa «en el mejor asesoramiento científico disponible», el del Consejo Internacional para la Exploración del Mar (ICES).

Con los palangreros y volanteros de Burela y Celeiro a la cabeza, Galicia es la gran potencia en merluza fresca de España. De un modo diferente a los pescadores, los consumidores también notarán el tajo del 20 % en esa especie. Queda por debajo del 27 % que aconsejaba el ICES y defendía el Reino Unido. Que el pescado preferido en España escasea en los caladeros conocidos genéricamente como Gran Sol, si bien en realidad llegan al mar del Norte, lo prueba que la flota española ha desembarcado el 71 % del cupo de este año, quedándole ahora unos 5,8 millones de kilos.

Xarda en aguas nacionales

Relativamente mejor parados han salido los arrastreros de Vigo y A Coruña, con opciones a capturar un 5,6 % más de rape y un 0,3 % de gallo, pescado plano también conocido en Galicia como meiga o rapante. En el documento oficial del acuerdo bilateral aparece la cuota de xarda en el caladero ibérico (áreas 8c y 9), 36,3 millones de kilos. A España le corresponden 29,9 millones de kilos en el 2022 porque la UE le descontará a España 5,5 millones de la multa por la sobrepesca del 2016.

Según las cifras difundidas por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, el segundo acuerdo pesquero postbrexit también reduce en 1,2 millones de kilos (12,6 %) el jurel en el caladero nacional y en 584.000 kilos (2,6 %) en los compartidos con los británicos. De los diferentes tipos de rayas, España mantiene los 1,6 millones de kilos en sus aguas y pierde 27.000 en las otras.

Porcentualmente también son relevantes el tajo del 20 % (21.000 kilos) en el besugo en Gran Sol y zonas adyacentes, idéntico al del abadejo (4.000 kilos). A los 14.000 kilos de cigala que podrá capturar la flota nacional en el Cantábrico se sumarán 1,7 millones en caladeros gestionados con Londres, donde cae un 10,9 %. Los recortes en esas aguas los completan un 18,5 % menos de maruca (902.000 kilos) y un 9,4 % de maruca azul (43.000 kilos). Respecto a este año, en el próximo no varían las cuotas españolas de granadero (1,1 millones de kilos), brosmio (208.000), sable negro (110.000), alfonsinos (51.000) y mielga (9.000 kilos).

¿Satisfactorio o el peor resultado posible?

Según la Comisión Europea, el acuerdo, «en general, crea certeza para las comunidades pesqueras tanto en la UE como en el Reino Unido y consolida el uso sostenible de los recursos marinos vivos».

También «en líneas generales», el Ministerio de Pesca lo considera «satisfactorio» porque las cuotas «minimizan las reducciones en algunas poblaciones de peces». Según el ministro Luis Planas, «dotará de la necesaria estabilidad a la flota española para que pueda realizar una correcta planificación de su actividad».

Para la Consellería do Mar es «negativo, porque se perde case un 14 % de cota global» y, centrándose en Galicia, «as perdas na economía global traduciríanse en 92 millóns, dos que 38 serían de caída da facturación da frota».

Desde Burela, Sergio López, gerente de la Organización de Productores Pesqueros (OPP) de Lugo, explica que el porcentaje «era o máximo que permite o plan plurianual» de gestión de esa especie y califica el resultado como «o peor posible e, desgraciadamente, xa esperado».

A la Comisión le reprocha Jesús Lourido, gerente de la Organización de Productores Pesqueros Puerto de Celeiro, «non ter en conta a repercusión socioeconómica» de los recortes acordados con los británicos, si bien cree que con la merluza, «podía ser peor se recortan o 27 %, como pretendían os británicos».

La flota perdería parte de los caladeros donde barcos de Celeiro y Burela, sobre todo, capturan las valoradas merluzas del pincho y, un poco menos, de volanta de fondo

Ya hay cuotas para el 2022 de las 65 especies gestionadas por la UE y el Reino Unido

S. S.

Por el bloqueo en las negociaciones con el Reino Unido (RU), la Unión Europea (UE) se autoasignó cuotas de las 65 especies gestionadas conjuntamente para el primer trimestre del 2022. La Comisión Europea acaba de hacer público el acuerdo con el Gobierno de Londres que marca las posibilidades de pesca para todo el año. Pendiente del análisis detallado, una primera lectura confirma el recorte de la merluza y variaciones en el rape, el gallo y el lenguado. Para la flota gallega y española disipa las incertidumbres que persistirían de no haber pacto y les permite programar su actividad en el 2022.

Seguir leyendo