Patrocinado por

Fin al agravio que permitía al arrastre portugués vender antes que el gallego

S. S. REDACCIÓN / LA VOZ

PESCA Y MARISQUEO

Imagen de archivo de un arrastrero gallego
Imagen de archivo de un arrastrero gallego PEPA LOSADA

Los lusos tampoco pescarán los fines de semana ni podrán usar tren de bolos

18 dic 2021 . Actualizado a las 04:45 h.

 A partir del 1 de enero del 2022 acabará el agravio comparativo que durante los últimos 35 años enervaba a los arrastreros gallegos y del resto del Cantábrico porque los barcos portugueses podían faenar los fines de semana frente a España y vender antes que ellos sus capturas en los mercados españoles. El nuevo pacto bilateral empezará a aplicarse medio año después de que lo firmasen en Luxemburgo Luis Planas, ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, y Ricardo Serrão, ministro do Mar en Portugal. Regirá durante cinco años, prorrogables por otros dos, una norma que iguala a las flotas de los dos países. Especialmente en el aspecto que más ampollas levantaba.

Desleal consideraban los arrastreros del noroeste la ventaja competitiva que suponía para los lusos —varios de capital gallego— comercializar pescado los lunes, cuando a ellos no pueden hasta la medianoche del martes. Portugal permite faenar los sábados y los domingos, mientras en España el descanso semanal es obligatorio en el caladero nacional. También lo será para los lusos, que deberán respetar en aguas españolas «los horarios establecidos de actividad».

Además, los portugueses solo podrán descargar en España a partir de la medianoche del martes, igual que los españoles en el país vecino. Con una salvedad, porque los horarios y los topes de capturas no se aplicarán si, por ejemplo, un arrastrero luso desembarca en Galicia para vender en su mercados de su nación, o a la inversa. En esos casos, los productos deberán transportarlos con la correspondiente guía.