Patrocinado por

España mira con lupa los motores de catorce pesqueros

Somos Mar REDACCIÓN/ LA VOZ

PESCA Y MARISQUEO

Sala de máquinas de un pesquero gallego, en una foto de archivo
Sala de máquinas de un pesquero gallego, en una foto de archivo

La UE constató un «incumplimiento generalizado» de las potencias en todos los países

10 ene 2022 . Actualizado a las 08:17 h.

Arrancaba la primavera cuando el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación confirmaba «plan de verificación» de los motores de la flota pesquera, coordinado con el Ministerio de Transporte y con las comunidades autónomas. Lo anunciaba cuando la Comisión Europea había constatado «un incumplimiento generalizado de las limitaciones de potencia en los Estados, áreas y tipos de buques, lo que demuestra una falta sistemática de cumplimiento en todo el sector». Trasciende ahora el contrato firmado por la Secretaría General de Pesca con la empresa viguesa Vicus Desarrollos Tecnológicos para comprobar «que la potencia real que desarrollan es acorde con lo dispuesto en sus licencias de pesca».

Pesca mira con lupa los motores de catorce pesqueros, una ínfima parte de los 8.800 registrados en España. Fuentes del sector apuntan que estarían a punto de concluir los controles a buques en el noroeste, el sur y el levante. Son los «designados por las autoridades competentes», ateniéndose al mandato comunitario de verificar aquellos en los que «hubiera indicios» de que su potencia real supera a la que consta en los papeles.

Costará 67.760 euros

La Comisión aboga por «la monitorización continua» con medios electrónicos de los propulsores porque controlarlos físicamente «es técnicamente difícil y requiere muchos recursos». Por los de catorce pesqueros, Pesca abonará 67.760 euros. Navegando o, si lo pide el armador, mediante una prueba de tracción desde un punto fijo, la potencia efectiva se mide mediante un torsiómetro, un aparato que, entre otros aspectos, registra las revoluciones y el empuje en el punto más accesible entre la hélice y el motor.