Patrocinado por

La flota, en vilo mientras en Bruselas deciden cuánto podrá pescar en el 2022

s. s. REDACCIÓN / LA VOZ

PESCA Y MARISQUEO

El ministro Planas, explicándole a la prensa los objetivos de España en el Consejo de Ministros de Pesca de la UE iniciado este domingo y que continuará al menos este lunes e incluso podría prolongarse hasta el martes
El ministro Planas, explicándole a la prensa los objetivos de España en el Consejo de Ministros de Pesca de la UE iniciado este domingo y que continuará al menos este lunes e incluso podría prolongarse hasta el martes STEPHANIE LECOCQ

Reino Unido quiere recortarle cuotas a la UE y España pide más merluza en el caladero nacional

13 dic 2021 . Actualizado a las 04:45 h.

Veintisiete ministros de Agricultura y Pesca de la Unión Europea (UE) continúan negociando en Bruselas cuánto podrá pescar la flota en el 2022. El cónclave sobre las cuotas de las veintitrés especies que gestiona la UE se presenta tan «denso y complicado», en palabras del español Luis Planas, que comenzó en domingo y no se esperan resultados hasta última hora de este lunes o incluso hasta el martes. Al mismo tiempo, la Comisión Europea intenta desbloquear con el Reino Unido los cupos de las cerca de cien poblaciones compartidas. Dos debates que tienen en vilo a gran parte de los armadores y tripulantes de los 8.800 barcos españoles en activo, porque ahora no se concretan las posibilidades de capturas de los buques que faenan en caladeros internacionales o de terceros países. También están pendientes pescaderos, distribuidores y transformadores, porque las cuotas determinan oferta y precios en los mercados.

Al cierre de esta edición continuaba discutiéndose la propuesta que se debatirá este lunes. Con el apoyo de Portugal y tratando de conseguir el de Francia, Planas, titular de Pesca, considera «prioritario» atenuar el recorte del 18,5 % para la merluza del caladero nacional. «Muy importante desde el punto de vista económico» para unos 1.200 barcos de Galicia y del resto del Cantábrico que la capturan, también cuenta en el «consumo en el mercado nacional». A ese «elemento clave» le suma el lenguado, sobre el que pesa una rebaja del 15 %, y la cigala, para la que se plantea una reapertura parcial frente a Asturias, Cantabria y parte del País Vasco, y mantenerla cerrada en Galicia, ante el golfo Ártabro. La Comisión también quiere reducir un 20 % el cupo de abadejo.

A Bruselas también viajó Rosa Quintana, conselleira do Mar, quien informó de un cambio confirmado desde Pesca: la cuota de jurel de Fisterra hacia el sur pasaría de una reducción del 16 % a un incremento del 12 %.