Patrocinado por

Una firma gallega lanza una boya que le dice al patrón qué le interesa pescar

S. Serantes REDACCIÓN / LA VOZ

PESCA Y MARISQUEO

Las primeras boyas satelitales de pesca con inteligencia artificial las concibe, desarrolla y construye Marine Instruments, con sede en Nigrán y que emplea a 160 profesionales.
Las primeras boyas satelitales de pesca con inteligencia artificial las concibe, desarrolla y construye Marine Instruments, con sede en Nigrán y que emplea a 160 profesionales. MARINE INSTRUMENTS

Calcula con inteligencia artificial cuántos peces hay de talla comercial y transmite la información al instante

19 nov 2021 . Actualizado a las 04:45 h.

Cuatro años de investigación y desarrollo, con pruebas y test en los océanos Atlántico, Índico y Pacífico, han dado como resultado la primera boya satelital para pesca del mundo dotada de inteligencia artificial. Evolución de las también pioneras desarrolladas en el 2005, la empresa gallega Marine Instruments lanza ahora lo que define como «un auténtico hito para el sector pesquero». Dotada de una sonda digital y de un microprocesador, transmite información al instante que permite al patrón decidir si vale la pena largar el aparejo. ¿Cómo? Diciéndole «de forma certera» cuánto pescado de talla comercial hay en el banco localizado por ese equipo de teledetección.

Todo «un reto» supuso para el equipo de investigación, desarrollo e innovación de la firma asentada en Nigrán (Pontevedra) concebir, diseñar y fabricar la M3iGO, «tecnología disruptiva que llega para marcar un antes y un después en eficiencia y sostenibilidad» pesquera. Cerqueros congeladores rastrean desde hace años los bancos de túnidos desplegando boyas satelitales.

La nueva cuenta con una sonda digital, en lugar de las analógicas, que multiplica los datos que capta en su radio de acción. Esa información en bruto la analiza la gran innovación en ese instrumento tecnológico: el microprocesador que distingue el pescado comercial del resto de la biomasa, detallándole al capitán del pesquero «de forma precisa las toneladas» que puede capturar.

Al puente de mando del buque le transmite inmediatamente imágenes que «de un vistazo» indican la cantidad de pescado, así como datos concretos sobre su posición, la profundidad o la temperatura del agua.

A diferencia de las actuales, permanece operativa continuamente, con lo cual el patrón puede consultarla en cualquier momento. Así tiene opción a «ahorrar tiempo y tomar decisiones más rápidas, eficientes y sostenibles, tanto económica como medioambientalmente», añaden desde Marine Instruments.

Un panel solar para las baterías

La empresa y sus ingenieros han desarrollado la inteligencia artificial de la boya creando nuevos algoritmos basados en datos históricos, procesándolos y entrenando durante un período de tiempo extenso las «redes neuronales» del microprocesador.

«Toda una revolución» respecto a los modelos actuales en el interior, exteriormente «sigue siendo referencia de robustez y durabilidad». Se alimenta de baterías recargables, que ahora conservarán siempre su nivel máximo gracias al panel solar montado en el equipo de teledetección.

Datos oceanográficos

Inteligencia artificial y redes neuronales son también clave en el proyecto en el que trabaja Marine Instruments con colaboración del centro tecnológico Azti para identificar las especies de atún y planificar rutas óptimas de pesca.

Paralela al lanzamiento de la innovadora boya es la actualización del software de gestión de esos equipos y de información oceanográfica. Desde la empresa con sede en Nigrán explican que han aplicado la experiencia de patrones de pesca para ofrecerles información a futuro de datos oceanográficos, nivel de oxígeno, oleajes o nubes.

Marine Instruments emplea actualmente a 160 profesionales, el 40 % de ellos en el área de investigación, desarrollo e innovación. Además de equipamientos y soluciones tecnológicas para la pesca, se ha adentrado en el sector de la acuicultura y en el campo de la defensa. Se define como «líder mundial en el desarrollo y fabricación de equipos electrónicos enfocados a los océanos inteligentes y la pesca sostenible».