Patrocinado por

Sardinas gallegas «boísimas» y algo más asequibles que en otros San Xoán

La Voz REDACCIÓN / LA VOZ

PESCA Y MARISQUEO

Sardinas de «xeiteiros» que se vendían ayer en la plaza de abastos de Vilagarcía
Sardinas de «xeiteiros» que se vendían ayer en la plaza de abastos de Vilagarcía Martina Miser

Mojan el pan y ayer se vendían en las pescaderías entre 6 y 14 euros el kilo

23 jun 2021 . Actualizado a las 04:45 h.

Después de años con las sardinas gallegas contadas y por las nubes, debido a los severos recortes de cupos, en esta víspera del segundo San Xoán con hogueras prohibidas en espacios públicos por las restricciones de la pandemia, ayer podían comprarse entre 6 y 14 euros el kilo, más caras que la semana pasada, pero en general más asequibles que otros 22 de junio. «Están boísimas», aseguran en varias pescaderías, con esa característica grasilla que hace realidad el refrán de que en San Xoán mojan el pan.

Acreditada por los científicos la recuperación de la biomasa de ese pescado azul y con previsión de doblar este año las capturas españolas del pasado, Pesca ha subido a 2.300 kilos el cupo diario de todos los cerqueros, pero solo esta semana. Sin tasas ni impuestos, en la lonja de Burela se las pagaron ayer a los pescadores a una media de 2,26 euros el kilo (vendieron 12.000 kilos), mientras en la vecina de Celeiro se rularon 4.600 kilos entre 3,20 y 4. A 6,50 euros vendía Peixería Grallal en Viveiro un kilo de entre 16 y 18 piezas.

Que salen más baratas que otros años lo confirmaban placeros del Mercado de la Magdalena de Ferrol, donde ayer, dependiendo del tamaño, las ofrecían a 6, 7, 8 y 11 euros el kilo, aunque vaticinaban que hoy subirán.

Unos 70.000 kilos se rularon ayer en la lonja de A Coruña, donde subastadores contaban que la actividad era «frenética», aunque algunos las veían un poco pequeñas. Cotizó entre 4 y 6 euros el kilo en esa primera venta y en el mercado de la coruñesa plaza de Lugo podían comprarse después entre 7 y 10 euros.

Se agotaron las sardinas que llegaron a la plaza de abastos de Carballo, donde el kilo se vendía entre 8 y 10 euros y los pescaderos comentaban que la demanda era la normal en estas fechas.

«A xente ten ganas dela», comentaban placeras de Ribeira, A Pobra, Noia y Boiro, donde coincidían en que los precios están contenidos: de 8 a 9 euros las del cerco de Ribeira y Portosín y a 9 las de Rianxo del «xeito», la pequeña red de cerco con la que faenan barcos de artes menores. En la lonja de Portosín subastaron 18.000 kilos, a un máximo de 6,10, y en la de Ribeira, 10.200, a 4,50 euros el kilo.

Del cerco de Ribeira procedía la de tamaño mediano a la venta en la plaza de abastos de Santiago, a 8,50 el kilo, mientras la de Portosín salía a 6 la pequeña, a 7 la mediana y a 9 la grande. La del «xeito» de Rianxo costaba ahí 10 euros el kilo.

A 9 euros por kilo se la pagaron a los «xeiteiros» en la lonja de Cambados, y en el mercado de Vilagarcía esa, «de boa calidade», podía comprarse entre 12 y 14, mientras la del cerco salía a 10.