Dos atunes rojos por espadero y uno por bonitero

Pesca permite 10.358 kilos de capturas accesorias a toda la flota en el Atlántico Norte

Un bonitero, con las varas desplegadas a sus costados, zarpando de Celeiro, en una imagen de archivo
Un bonitero, con las varas desplegadas a sus costados, zarpando de Celeiro, en una imagen de archivo

REDACCIÓN

Dos piezas de atún rojo por buque y marea para los espaderos y una por bonitero durante la costera. Es el tope de capturas accesorias que permite el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación en el Atlántico Norte a los palangreros de superficie que se dedican al pez espada y a los tiburones, así como a los barcos que pescan bonito del norte con el arte conocido como cacea o curricán. Los buques de esas dos modalidades que decidan retener a bordo los atunes rojos deberán comunicarlo al menos siete días antes de iniciar la pesquería.

La Secretaría General de Pesca que dirige Alicia Villauriz publica este lunes esta resolución para regular la pesca involuntaria de atún rojo en el Atlántico Nordeste y el golfo de Vizcaya, así como en las aguas nacionales hasta las 80 millas en el océano Atlántico y las situadas al norte del paralelo 5º Norte y por fuera de las aguas bajo soberanía o jurisdicción hasta las 80 millas de las líneas de base.

«Dado que existe una considerable variabilidad en los buques de estas modalidades que potencialmente pueden capturar de manera accesoria atún rojo», ese departamento establece una temporada de pesca «suficiente para permitir el agotamiento de la cuota asignada». Comenzará a partir de las cero horas del 26 de abril y concluirá un minuto antes del último día del 2021. Durante el 2021, el tope para toda la flota española que no practica la pesca dirigida de ese túnido son 10.358 kilos.

Antes de retener a bordo los atunes rojos, los barcos autorizados deberán esperar a recibir las instrucciones específicas y las etiquetas que les enviará la Subdirección General de Vigilancia Pesquera y Lucha contra la Pesca Ilegal. Pensando en las embarcaciones que a partir de finales de junio zarpan a por bonito del norte, si antes del 1 de julio se consume la mitad de los 10.358 kilos, el ministerio prevé cerrar temporalmente esa pesquería accesoria para reabrirla desde la medianoche del 1 de julio «para permitir que la flota de curricán pueda utilizar parte de las posibilidades de pesca». Si se supera el tope, la cantidad que se capture a mayores se descontará de la cuota del 2022. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Dos atunes rojos por espadero y uno por bonitero