Patrocinado por

Jurel, merluza y rapantes, los más solicitados en el mercado de Boiro

M. García RIBEIRA / LA VOZ

CONSUMO MAR

CARMELA QUEIJEIRO

27 ene 2022 . Actualizado a las 04:50 h.

La resaca de las fechas festivas se nota en las plazas de Galicia. Después de unas Navidades cuando menos extrañas, los mercados municipales empiezan a recuperar el hilo de la normalidad. El jurel, la merluza y el rapante son los productos más demandados en la plaza de Boiro.

Tras las buenas ventas durante el mes de diciembre, la placera Juana Silva contaba ayer cómo «a xente volveu á rutina de comprar peixe de diario, xurelos, pescada, rapantiños, fanecas... o que chamamos miúdos, mais tamén vendemos o linguado, o rodaballo ou o curuxo para ocasións especiais». Asimismo, explicó que «a mellor forma de preparar calquera deles é facelo á prancha ou ao forno, evitando as frituras para manter o sabor e ter unha dieta máis saudable».

MERLUZA

En ensaladilla. El dilema más habitual: ¿Cómo hacer que los más pequeños de la casa coman pescado? Una de las alternativas que propone es «a ensaladilla de pescada porque só hai que cocela, quitar as poucas espiñas que ten e xuntala co resto de ingredientes». El precio rondaba ayer los 15 euros el kilo, económico para los que tienen este pescado en su dieta habitual. Para los adultos, a la gallega o cocida.

xurel

Rebozado. Junto con el rapante, el jurel es uno de los productos más demandados entre los vecinos locales. Su precio, que se mantenía en los 4 euros el kilo y las posibilidades culinarias llaman la atención «sobre todo de persoas que non teñen tempo de cociñar».

LENGUADO

Al horno, con guarnición. El preciado lenguado marcaba ayer los 22 euros el kilo, aunque a veces el precio cae a 16 o 18 euros. Para una ocasión especial, el lenguado de la ría al horno, acompañado de un remix de verduras y de patatas panaderas siempre es un acierto.

RODABALLO

Pescado de élite. Salvaje es muy raro encontrarlo en las plaza gallegas «porque é un produto que normalmente vai directo para os restaurantes de Galicia ou de Madrid; véndese e consúmese a outro nivel, pero coa caída da hostalaría puidemos ofertalo aquí». Su preció bajo a los 20 euros el kilo, cuando en Navidad se acercó a los 50.

el bolsillo

El tirón de los más económicos. La situación económica que se está viviendo obliga a mirar la cartera antes de salir de casa. En los mercados, los pescados y mariscos más económicos ganan la partida a la variedad y a lo desconocido. «A maioría da xente merca de maneira sistemática, coma se de sota, cabalo e rei se tratara; e hai que valorar o produto da nosa ría», comentaba una vendedora.