Patrocinado por

El turismo se aficiona a comer ostras en el mercado de Santiago

iván caride / I. c. SANTIAGO / LA VOZ

CONSUMO MAR

PACO RODRÍGUEZ

29 jul 2021 . Actualizado a las 15:51 h.

El pescado es uno de los alimentos que más apetecen en verano. Como los mariscos, que también abren boca. Los turistas dan buena cuenta de ello y los restaurantes que se abastecen de productos frescos en el mercado de abastos de Compostela aumentan en estas fechas su frecuencia de compra. Dada la creciente demanda de los pisos turísticos y el servicio de la hostelería de la zona, que cocinan y preparan los pescados que la gente les lleva, huelga decir que la plaza, situada en el casco monumental, está atestada. Recibe cada día decenas de visitantes, que se detienen con una mezcla de curiosidad y hambre.

Ostra

Para ir picando. Muchos establecimientos de venta de moluscos acogen las visitas de los turistas que se acercan a comer ostras, ya que, en el mismo momento, las limpian, las preparan y las dejan listas para su consumo al instante. Las navajas, los berberechos y también las nécoras son otros de los productos del mar que más se venden en los puestos del mercado, aunque estos ya para cocinar en casa o en los locales hosteleros de la zona.

Mejillón

Un clásico. Su sabor y su versatilidad hacen de este molusco uno de los productos del mar más consumidos -y más producidos- en nuestra comunidad. Su precio ronda los cinco euros y son muchos los fanáticos de un bivalvo que tanto se puede servir cocido, como frito o a la marinera, además de ser un ingrediente interesante para las ensaladas. Imaginación sin límites en el plato.