El bocadillo de calamares regresa a la plaza de Ourense

Down Coruña abrirá a finales de mes El Quiosco de Down Experience, donde volverán a servir los míticos bocadillos que muchos coruñeses recuerdan


a coruña

A final de mes (si se cumplen los plazos de las obras) volverán a freírse calamares en la plaza de Ourense. Será en una parte de la instalación municipal ubicada en la zona, y se denominará El Quiosco de Down Experience, que nace en el seno de Down Coruña para fomentar la integración laboral de sus asociados. El Ayuntamiento cedió el mítico quiosco, que será supervisado por los hosteleros Raúl Vázquez y Jessica Taibo, que ya regentan el café La Cantera, y en el que además de refrescos, helados y algo de picar no faltarán los calamares, por indicación expresa de la alcaldesa, Inés Rey. La empresa Congalsa será la proveedora de la materia prima tras llegar a un acuerdo de colaboración con Down Coruña. Si usted recuerda el bocata de calamares de la plaza de Ourense le vacunarán dentro de poco. Si es que no ha recibido ya alguna dosis. En el quiosco municipal hubo durante algún tiempo un pequeño local de unos pocos metros cuadrados que se hizo popular por sus calamares y porque en la última etapa no cerraba en toda la noche del sábado al domingo. Aquello era una romería cefalopodera nocturna. Algunos dicen que fueron los mejores que tomaron en su vida, aunque la madrugada contribuyó a engrandar la leyenda. La que los freía era Encarna Gacio, que muchos recordarán porque estuvo allí hasta que en el 2000 el ayuntamiento decidió convertir el espacio en un punto de información turística. Más adelante se empezó a utilizar también para vender entradas para espectáculos. Años antes de la llegada de Encarna ya hubo otros calamares en la plaza que fueron populares. Ahora regresan dentro de un proyecto que dará mucho que hablar y que servirá para recuperar el espíritu de antaño del local. «Estamos haciendo las pruebas con los bocadillos de calamares y están saliendo muy bien», avanza Raúl. Eso sí, con el toque de queda esta vez los bocatas habrá que tomarlos de día. Ahí tienen, con su hijo Juan, al presidente de Down Coruña, Ricardo Santos. Este martes por la tarde, mientras los pintores trabajaban en el local, me contó que el operario que fue a instalar la alarma dijo: «Aquí me tomé yo muchos bocadillos de calamares».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

El bocadillo de calamares regresa a la plaza de Ourense