Patrocinado porPatrocinado por

El CSIC investiga mejoras en la crianza de pulpo siguiendo en las Cíes a uno nacido en laboratorio

Somos Mar REDACCIÓN/ LA VOZ

ACUICULTURA

Compara su comportamiento con el de uno salvaje monitorizándolos con emisores acústicos

15 feb 2022 . Actualizado a las 04:50 h.

La etapa larvaria en el plancton y la juvenil en el fondo son dos «fases inexploradas» en la vida de los pulpos en su medio natural. Justo las «críticas, que producen una gran mortalidad en condiciones de cautiverio». Para averiguar su comportamiento en el medio marino y con idea de aplicarlo a «un cultivo integral sostenible de la especie a nivel industrial», el Instituto de Investigacións Mariñas de Vigo, adscrito al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ha liberado un pulpo nacido en laboratorio y otro salvaje.

Cada uno lleva un emisor acústico, un método que se «aplica por primera vez» con pulpos. Sus movimientos se recogerán en receptores desplegados en la zona. Ya se encuentran en la ría de Vigo, en el archipiélago de las islas Cíes. Ángel González y Santiago Pascual, investigadores principales del proyeco Ecosuma, esperan disponer en verano de los primeros datos sobre la conducta individual y el ciclo de vida de cada uno de los cefalópodos. Una vez validado ese sistema, prevén emplearlo con otros pulpos salvajes. Paralelamente, analizarán en laboratorio las relaciones tróficas de los pulpos en las fases citadas.

El proyecto busca soluciones a «algunos de los principales cuellos de botella que impiden» una crianza integral sostenible a nivel industrial, «hasta ahora no posible en altas supervivencias», añade el comunicado del CSIC.