Patrocinado porPatrocinado por

Pesca mete a la flota de larga distancia en el sistema de redistribución de cupos sobrantes

Somos Mar REDACCIÓN / LA VOZ

SOMOS MAR

M.MORALEJO

Prepara una modificación normativa para poder limitar el volumen de captura a los buques que faenan en aguas internacionales o en el marco de acuerdos con terceros países

03 jun 2024 . Actualizado a las 05:00 h.

El polémico mecanismo de optimización de cuotas, ese que cada octubre rescata para una bolsa común las posibilidades de pesca que la Administración central considera que sus titulares no van a poder agotar antes de finalizar el año y las reparte entre aquellos que ya las han acabado, no se aplica a todos los buques. Afecta a los barcos que faenan en los caladeros nacionales —Canarias aparte—, a la flota de litoral y alguna de altura, pero hasta ahora deja fuera a la de gran altura y a la que faena en aguas de terceros países en el marco de algún acuerdo de asociación pesquera.

Pero el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación pretende también sacar el máximo provecho de esas posibilidades de captura asignadas a España y a su flota y pretende extender también a esas embarcaciones el mecanismo de optimización de cuotas. Por eso ha abierto el proceso de participación pública para modificar el real decreto (502/2022, de 27 de junio) que se regula el ejercicio de la pesca en los caladeros nacionales para que la redistribución afecte además a los internacionales, así como a los stocks y modalidades de pesca que así se determine.

Y como en algunas modalidades y segmentos de flota no hay todavía reparto de esas posibilidades de pesca, la modificación normativa en preparación abre la puerta a repartir cuotas por barco y a imponer topes de captura. Así, «podrán acordarse limitaciones del volumen de las capturas que resulten necesarias respecto de determinadas especies o grupos de especies, por caladeros o zonas, períodos de tiempo, modalidades de pesca, por buque o grupos de buques», recoge. Ahora bien, estos repartos o topes «no podrán tomarse en consideración en los futuros repartos de posibilidades de pesca que se realizaren sobre esas especies y tendrán la vigencia que se establezca en la correspondiente norma de desarrollo».

Además, las medidas que se tomen para topar las capturas atenderán «a la dependencia del stock de la pesquería, su relación con otras especies, así como la necesidad de regular aquellas pesquerías mixtas en las que la inexistencia de un reparto de cuota para un determinado stock pueda suponer el consumo anticipado del mismo y, en consecuencia, su cierre, sin perjuicio de otros criterios para una gestión sostenible y ordenada de la pesquería».