La Voz de Galicia
Lo sentimos, no hemos podido atender su petición.
Patrocinado porPatrocinado por

Mar intenta que Bruselas reconozca como desastre la muerte del marisco

Somos Mar REDACCIÓN / LA VOZ

SOMOS MAR

MARCOS CREO

Admite que no se adjudicó la mitad de los 4 millones que destinó a ayudas

08 may 2024 . Actualizado a las 04:45 h.

Un día después de su toma de posesión como directora xeral de Desenvolvemento Pesqueiro, Marta Villaverde se estrenó respondiendo a las interpelaciones en la Comisión de Pesca del Parlamento —también novata, por más que haya caras repetidas entre sus integrantes—. La primera llegó del PSdeG y fue sobre marisqueo. Xulio Abalde preguntó sobre la crisis que tiene en paro a buena parte de las profesionales y las ayudas que la Xunta prevé poner en marcha para paliar el desastre, pues hasta ahora solo ha ofrecido «medidas parciais e cosméticas», no a la altura de una situación que roza la catástrofe y que duda que sea coyuntural.

Catastrófica es lo que le gustaría que admitiera el Ejecutivo central, explicó Villaverde, pero meses después de haber presentado la solicitud ante la delegación del Gobierno todavía no hay respuesta, ni positiva, ni negativa. Como tampoco han tenido noticias del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, al que han demandado que traslade a la Comisión Europea la solicitud de una «decisión de execución que recoñeza o episodio como un acontecemento excepcional que tivo afectación aos mercados» de forma que se puedan utilizar las ayudas del Fempa (Fondo Europeo Marítimo de Pesca y Acuicultura) para atender el lucro cesante no solo de los productores, sino del resto de la cadena.

Hasta ahora los únicos apoyos que han tenido los mariscadores, recordó, proceden de fondos propios de la Xunta. Y admitió que de la primera orden de ayudas extraordinarias, dotada con 4 millones, se repartieron poco más de dos millones. Solicitaron el pago de los 550 euros 3.911 productores, y se ha pagado a 3.521, mientras 390 están pendientes de su gestión. En breve, además, se convocarán ayudas directas —también con fondos propios— a las cofradías y federaciones por la pérdida de ingresos: una línea de unos 400.000 euros, con más o menos 2.000 por entidad asociativa.

También está anunciada la convocatoria de subsidios por paralización temporal con cargo al Fempa, por importe de diez millones de euros. Y así hasta completar ese plan diseñado a dos años dotado con 123 millones.

«Anómalo y excepcional»

Con todo, la directora xeral de Desenvolvemento Pesqueiro refirió que el marisqueo gallego siempre ha dado muestras de resiliencia, repitió el viejo argumento de que la tendencia es al alza en el último decenio y que lo ocurrido el otoño pasado es «anómalo y excepcional» como también lo fue la cantidad de lluvia que cayó en apenas un mes, dijo Villaverde.

Sin embargo, y a pesar de las manifestaciones de la directora xeral, el PPdeG no puso demasiados reparos a aprobar una proposición del BNG para salir de forma urgente al rescate de los mariscadores y urdir un plan que, entre otras cosas, incorpora un seguro público para cubrir a las mariscadoras ante desastres como el ocurrido el otoño pasado y «comezar a recuperación y rexeneración das rías galegas e a súa produtividade», entre otras medidas que el PPdeG había rechazado en otras ocasiones, expuso Rosana Pérez.

El propio grupo nacionalista se sorprendió del apoyo que mostraron los populares a la propuesta de cambiar en las bases que regulan la concesión de ayudas públicas el requisito de tener 120 días de ventas en lonja durante los dos últimos años por la de acreditar esos mismos días, pero trabajados, y no con ventas en la rula, pues facilitaría el acceso de un número mayor de afectados a las ayudas «e non quedarían a metade sen executar», como ocurre con los 4 millones de ayudas directas.

El PPdeG vuelve a la carga con el IVA del pescado y el PERTE para la industria del mar

Parlamento nuevo, debates viejos. O si se prefiere, repetidos. Los diputados de la Comisión de Pesca de la Cámara gallega aprobaron ayer, por primera vez en esta legislatura, pero por cuarta ya en los últimos años, la reducción o eliminación del IVA del pescado por parte del Gobierno.

Y de nuevo se acordó reclamar el PERTE para la cadena mar-industria. Aunque ya está aprobado, el PPdeG aprovechó para decir que llega tarde y para pedir que se incremente, porque 40 millones son pocos, y que se agilice la disposición de ayudas. Ambas mociones fueron aprobadas. La primera, por unanimidad; en la segunda, el PSdeG se abstuvo.