Patrocinado porPatrocinado por

La Xunta trata de eximir a la bajura de llevar un equipo localizador fijo a bordo

La Voz REDACCIÓN / LA VOZ

SOMOS MAR

CARMELA QUEIJEIRO

Tramita en Madrid exenciones como poder apagar el AIS por seguridad

04 mar 2024 . Actualizado a las 05:00 h.

Ahora que el Gobierno ha manifestado su intención de tramitar en Bruselas la simplificación de la PAC (política agraria común), no estaría de más que hiciese algo similar con el reglamento de Control de la Pesca, una normativa compleja que ha llegado para complicar todavía más la actividad pesquera y que se implantará de manera gradual de aquí al 2030. Es lo que sostiene la Consellería do Mar, que ha enviado a la Secretaría General de Pesca un paquete con 23 propuestas para facilitar el cumplimiento de ese compendio de normas que ya ha entrado en vigor con el cambio del papel de la Agencia Europea de Control Pesquero (EFCA) y algunas definiciones, como licencia, autorización u operación de pesca e incluso vigilancia, agente e inspector. La misma que en junio cambiará las sanciones y los márgenes de tolerancia en las estimaciones de capturas anotadas y declaradas.

Se trata de flexibilizar, simplificar o aplicar exenciones a algunas de las disposiciones para que el sector, especialmente la flota artesanal o el marisqueo, tengan más fácil cumplir la normativa que, según la Comisión, significa la entrada del control de la pesca en la era digital. Y no debería ser excesivamente complicado puesto que son facilidades «que se recollen dentro da propia normativa comunitaria e que resultarían beneficiosos para o sector en Galicia», explica Mar en un comunicado.

Las propuestas enviadas a Madrid por la Dirección Xeral de Pesca incluyen tanto la exención de determinadas categorías de buques pesqueros de la obligación de completar y presentar una notificación previa y una declaración de transbordo, como la revisión de las normas sobre el pesaje de pequeños pelágicos o la dispensa de estibar por separado las poblaciones demersales sometidas a un plan plurianual. Estos, cada vez son más, y eso, a juicio de Mar, puede dificultar la tarea de almacenar el pescado en las bodegas. Lo que busca son exenciones por falta de espacio de almacenamiento e, incluso, por la seguridad de los tripulantes.

En ese paquete también se incluyen flexibilidades al respecto de la obligatoriedad de la geolocalización. La Xunta pide eximir «ata o 31 de decembro do 2029 a determinados buques artesanais para que dispoñan do tempo suficiente para prepararse para o uso de novas ferramentas adaptadas, entre eles os de menos de 9 metros ou os que nunca pasen máis de 24 horas no mar». Y en cuanto a los que miden menos de 12 metros de eslora, que ese dispositivo no tenga que estar instalado a bordo, sino que sea suficiente con «dispor dun sistema alternativo por desenvolver ou a escala estatal ou para o conxunto da UE».

Desconexión del AIS

Los buques de más de quince metros de eslora deben llevar y tener permanentemente encendido el sistema de identificación automática (AIS, por sus siglas en inglés). Sin embargo, la Xunta considera que deben recogerse algunas excepciones a esa obligación y permitir que en determinadas circunstancias pueda apagarse el sistema, por ejemplo en caso de que el capitán lo considere necesario para la seguridad de la embarcación y su tripulación. Asimismo, desde la dirección xeral que dirige Antonio Basanta, proponen que no se le impute esfuerzo pesquero a aquella embarcación que no pudiese faenar por estar prestando asistencia a otro buque que necesitaba ayuda urgente o en el caso de estar trasladando a una persona herida que necesitaba atención médica, dado que realmente no eran tareas pesqueras.

Otra de las sugerencias es que se fije una fecha única para presentar a la Comisión Europea los datos sobre capturas y esfuerzo pesquero.

Reclaman un sistema electrónico común para que los recreativos anoten las capturas

De la misma forma que reclama un sistema de control más simple y unificado para la bajura, Mar también pide esa misma sencillez para la pesca recreativa, que entra en el reglamento de Control. La Xunta propone una herramienta en la que los aficionados puedan registrarse ellos mismos y que tengan la posibilidad de notificar sus capturas a través de un sistema electrónico «que desde Galicia se reclama a escala nacional».

En cuanto al registro de pesca de los profesionales, Mar apuesta por simplificar esa exigencia haciendo que los buques de menos de 12 metros dispongan de un sistema de diarios electrónicos (DEA) adaptados a su condición de pesca artesanal y se puedan «presentar da forma máis simple e áxil posible». En cuanto a la notificación previa que tienen que dar los que superen esa eslora, independientemente de si están afectados o no por un plan plurianual, Mar pide que se aplique un período más breve, para que el barco no tenga que estar haciendo tiempo para entrar en puerto. En la pesca sin barco, que se traduce de la normativa comunitaria como marisqueo, la Xunta constata que «xa se cumpre co que marca a política común de pesca [PPC] e o que dispón regulamento de control, polo que solicita que se apliquen estas medidas noutros Estados membros: desde as licencias e permisos para operar ao rexistro das capturas por medios electrónicos, as notas de venda, declaracións de recollida ou documentos de transporte deben incluír o número ou números de identificación únicos do día de pesca para reforzar o control e trazabilidade».