Patrocinado porPatrocinado por

Ángel León convertirá el agua del mar en un producto con potencial antibacteriano

efe MADRID

SOMOS MAR

SERGIO PEREZ | EFE

Presenta en Madrid Fusión una máquina que transformará el agua salada en dulce y otra que permitirá hacer sábanas heladas de leche de calamar

31 ene 2024 . Actualizado a las 05:00 h.

El cocinero gaditano Ángel León ha presentado en la segunda jornada de Madrid Fusión un sistema de nanotecnología con potenciales poderes maravillosos antibacterianos y antimicrobianos y que convertirá el agua salada en dulce, así como otra máquina con la que podrá hacer sábanas heladas de leche de calamar.

El gaditano ha elegido la segunda jornada de Madrid Fusión para presentar dos novedades de cara al próximo año: nuevo sistema de nanotecnología para aprovechar el agua salada, que instalará en Aponiente (Puerto de Santa María. Cádiz), y que según ha explicado, añadirá nanoburbujas en el agua salada, de forma que no emergen y «consiguen que se sostengan en el agua y le atribuyan poderes maravillosos».

En concreto, se trata de un mecanismo instalado en la entrada del restaurante que airea el agua que va entrando (Aponiente es un antiguo molino de mareas), y que hace que las burbujas que produce generen «poderes antibacterianos y antimicrobianos» que pueden alargar la vida útil de todos los productos, porque les servirá de «jabón». «No vamos a usar jabones en Aponiente, porque el ozono que se generará es un gas sostenible y nos evitará el uso de cualquier producto químico (...) Aponiente ya es un restaurante que extrae el 99 % de su energía de la luz del sol, y nos vamos a convertir en un restaurante que se convertirá en una planta halófita porque solo vamos a usar la energía del sol y del agua», ha destacado.

Pero también ha contado que convertirán el agua salada en agua dulce y le dará distintas texturas, a través de un proceso de ósmosis inversa que les permitirá tener su propio abastecimiento de agua dulce.

Fantasy Ice

Asimismo, la segunda de las novedades presentadas por León es otra máquina, llamada Fantasy Ice, que tendrá un papel principal en el menú del restaurante el año que viene y que permitirá el uso del agua del mar en la cocina. «Hemos estado trabajando cómo contar en Aponiente el agua como ingrediente dentro de un restaurante que se basa en el mar. El 60 % del agua de la tierra es agua salada y si nos podemos a pensar que solo queda un 2 % de agua potable tenemos un problema terrible», ha lamentado.

Así, el menú del próximo año se llamará Los estados del agua y convertirán el agua del mar en hielo, escarcha y en brisa gracias a esa nueva máquina que es una suerte de raspador que conoció en un viaje a la India y que ha hecho realidad una empresa española.

Una máquina que, como ha demostrado, les permite escarchar una ostra o hacer una sábana helada de leche de calamar que sería imposible de conseguir de otra manera.

El cocinero gaditano, uno de los que más novedades traen a cada congreso gastronómico presentó también en la pasada edición de San Sebastián Gastronomika su último descubrimiento, la soja marina.