Patrocinado porPatrocinado por

Susana Silva, mariscadora de Cabo de Cruz: «Nuestro trabajo es incierto y ahora está peor que nunca»

Ana Gerpe Varela
A. Gerpe RIBEIRA / LA VOZ

SOMOS MAR

Susana Silva, mariscadora de Cabo de Cruz
Susana Silva, mariscadora de Cabo de Cruz

«Cada día 1 pagamos las letras. ¿Cómo vamos a hacer?, ¿tirar de crédito?», se pregunta

02 dic 2023 . Actualizado a las 10:59 h.

«En mi casa solo entra el dinero del marisqueo. Tengo que pagar todos los gastos de una familia y, además, abonar mensualmente la Seguridad Social, que son unos 250 euros». Sin trabajar desde hace más de dos semanas a causa de la mortandad del bivalvo, la mariscadora de Cabo de Cruz Susana Silva es un reflejo de la situación por la que atraviesan muchas personas cuyos ingresos dependen de esta actividad.

Afirma que las riadas ponen la puntilla a una situación que ya era mala: «Nuestro trabajo es incierto y ahora está peor que nunca». Explica que arrastran la caída de la productividad desde hace tiempo: «El verano no fue bueno. Teníamos un cupo de solo tres kilos de japónica, cuando antes era de nueve, y conseguirlo era difícil».

Con las borrascas de otoño llegó la catástrofe: «La cría que teníamos para trabajar en el futuro se la llevó el agua dulce. Aguardábamos que la campaña de Navidad nos reflotara, y estamos sin trabajar».

Susana Silva subraya las dificultades a las que debe hacer frente y las inquietudes que le asaltan: «Cada día 1 pagamos las letras. ¿Cómo vamos a hacer?, ¿tirar de crédito?».

Asegura que el sector primario se ve completamente desprotegido: «Llevamos arrastrando mucho tiempo bajadas de producción sin que se haya hecho nada al respecto».

Con más de 15 años de actividad como mariscadora en la cofradía de Cabo de Cruz y madre de dos hijos que están estudiando, Susana Silva considera que el sector está abandonado por parte de la Administración. En este sentido, asegura que deben hacerse estudios y tomar medidas para saber qué pasa en las rías.