Patrocinado porPatrocinado por

Científicos tercian desde Bruselas en la cruzada contra el arrastre de fondo

S. S. REDACCIÓN / LA VOZ

SOMOS MAR

Científicos, eurodiputados y representantes de la pesca y de oenegés analizaron en la Eurocámara la sostenibilidad de la pescxa
Científicos, eurodiputados y representantes de la pesca y de oenegés analizaron en la Eurocámara la sostenibilidad de la pescxa C.

«Prohibirlo no es una opción que podamos permitirnos», advierte la flota

01 dic 2023 . Actualizado a las 04:50 h.

Lenguado, acedía, gallo, fletán negro, rape, congrio, salmonete, gamba, cigala, langostino, puntilla, sepia, calamar, merluza, bacalao, lirio, pota... Son algunos de los pescados que se capturan con el arrastre de fondo, un arte de pesca contra el arremeten hace años oenegés ecologistas. Sus campañas de amplio calado social y político han llevado al propio eurocomisario de Medio Ambiente, Océanos y Pesca a tacharlo de «la actividad más perjudicial para el fondo marino». Por iniciativa del eurodiputado alemán Niclas Herbst, ponente del Plan de Acción con el que la UE se propone prohibirlo en áreas marinas protegidas, científicos terciaron en Bruselas en la cruzada contra el arrastre.

Comparecieron en una vista pública celebrada en la Eurocámara, junto a eurodiputados, representantes de la Comisión, de la flota y de la oenegé Oceana. Sobre el escenario, lo que Javier Garat, presidente de la patronal pesquera Europêche, describió días atrás como una «amenaza constante, un ataque directo a la soberanía alimentaria de la UE».

Decenas de miles de personas viven de los más de 7.000 arrastreros de fondo comunitarios (101 gallegos y otros 783 españoles). Suministran alimentos del mar a los ciudadanos de la UE cuya autonomía alimentaria está en el aire porque ya depende de países foráneos para comer siete de cada diez pescados que consume.

Son algunos de los aspectos que expuso en el Parlamento Europeo Iván López, presidente de la Alianza Europea de Pesca de Fondo (EBFA, por sus siglas en inglés). «Prohibir este método tradicional no es una opción que podamos permitirnos en la UE, especialmente si queremos reducir nuestra dependencia de las importaciones de productos del mar», señaló. Y recordó que «83 pesquerías de arrastre de fondo están certificadas por Marine Stewardship Council (MSC), la medida de sostenibilidad general más ampliamente aceptada».

Dióxido de carbono exagerado

Desde EBFA resumen en un comunicado las intervenciones científicas en una audiencia donde se presentaron las últimas investigaciones sobre la sostenibilidad de la pesca de arrastre de fondo y su compatibilidad con las áreas marinas protegidas, valorando también la relación entre su impacto ambiental y los alimentos que suministra.

Viral se hizo tiempo atrás una publicación firmada por científicos y ya retirada, según la cual el arrastre de fondo generaba al año 1.000 millones de toneladas de dióxido de carbono. En la Eurocámara, el profesor Jan Hiddink, de la Universidad de Bangor (Gales), coincidió con lo argumentado por otras colegas, quienes también demostraron que esas cifras se habían exagerado.

Menos impacto que otros

Otro profesor, Michel Kaiser, de la Universidad Heriot Watt (Escocia), confirmó que el arrastre puede ser sostenible si se gestiona bien, hasta el punto de que regulando el aparejo y limitando zonas de faena, su impacto ambiental es menor que otros métodos para producir alimentos.

De uno de los avances para reducir el del arrastre habló Hans Polet, director científico del Instituto de Investigación de Agricultura, Pesca y Alimentación de Flandes (Bélgica). Con información en tiempo real proporcionada por los pescadores, la herramienta VISTools permite pescar en áreas estrechas y arenosas, evitando las áreas sensibles.

Coincidiendo con ese acto en la Eurocámara, Oceana difundió una información de su científica Silvia García, que aseguró que tres de cada cuatro arrastreros españoles faenaron en áreas marinas «teóricamente protegidas», criticando que ahí se permita la pesca.